22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
24°
33°
Jueves
Mayormente nublado
24°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 12 de enero de 2017, 08:15

Tesãi niega persecución y amenaza a funcionario desvinculado

El gerente de la Fundación Tesãi, Jorge Frutos, negó que la desvinculación de Bruno Garay Saldaña se haya dado por negarse a firmar la planilla pro reelección. Afirmó que la decisión se tomó por varios factores. Señaló que otros 30 funcionarios también se opusieron a acompañar la iniciativa, pero de igual forman continuarán en sus cargos.

"No fue un despido, simplemente no se le renovó su contrato que finalizó el 31 de diciembre", aclaró como primer punto el gerente de la Fundación Tesãi tras la polémica.

El joven estudiante de Medicina alegó que su desvinculación fue por oponerse a firmar la planilla a favor de la reelección presidencial impulsada por el oficialismo colorado. Su publicación en las redes sociales rápidamente se viralizó y causó indignación en la ciudadanía.

Frutos explicó que al término de cada año se analiza la situación de cada uno de los funcionarios y en el caso de Garay Saldaña se determinó que su contrato no fuera renovado porque consideraban que su función podría ser suplida de otra manera. Señaló que en su contrato se estipulaba que cumpla horario laboral los sábados y domingos en horario nocturno.

"No sabíamos que en ese momento se estaba llevando las planillas, la decisión la tomamos con anterioridad. Fue solo casual", expresó el gerente en entrevista con la emisora 780 AM.

En todo momento negó que se trate de una persecución por negarse a acompañar la enmienda. Agregó que el Hospital Los Ángeles, donde trabajaba Bruno Garay, tiene 150 trabajadores y otros 30 también tomaron la determinación de no firmar las hojas.

Además, dijo que ya tuvieron algunos problemas con el joven desvinculado, como ausencias laborales. Es más, mencionó que el mismo anteriormente era funcionario permanente, pero fue sacado en el 2015 tras protagonizar una pelea con un compañero suyo.

"Luego me llamó varias veces y me solicitaba ayuda y consideramos eso pero ya bajo el régimen de contratado", afirmó al tiempo de negar también supuestas amenazas contra él. "Si como dice Saldaña lo despedimos por su postura contra el Gobierno, ya lo hubiéramos echado mucho antes", sostuvo.