16 de agosto
Jueves
Despejado
15°
28°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
29°
Sábado
Tormentas
15°
28°
Domingo
Mayormente nublado
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 1 de marzo de 2017, 23:50

Saqueos y destrozos en locales céntricos

En las últimas horas de este viernes se registraron destrozos en distintos locales del microcentro de Asunción, además de saqueos en el Congreso y en la SET. También se quemaron vehículos y siete personas quedaron detenidas.

En las calles Palma y Chile, donde se encuentra el local Lido Bar, un grupo de ciudadanos lanzaron bombas. La Policía intervino para intentar seguir los pasos de los autores.

En la zona también hubo perjuicios en los locales aledaños al restaurante. A metros del sitio, en la calle Yegros y Herrera, se registraron incidentes entre la policía y ciudadanos y el local del diario ABC Color quedó con destrozos en el sector de la entrada.

En varias esquinas del microcentro los desconocidos quemaron basuras y provocaron que se extienda una gran humareda por la zona, según los últimos reportes.

Además, se registraron varios saqueos. Tras la toma del Congreso, y el posterior incendio, personas ajenas a la manifestación aprovecharon para robar televisores y otros objetos del lugar.

También se saqueó la sede de la Subsecretaría de Estado de Tributación (Eligio Ayala y Yegros), donde acudieron funcionarios del área administrativa para realizar un inventario con el cual pretenden identificar cuáles fueron los perjuicios causados.

La viceministra, Marta González, aseguró que sospechan de ciudadanos inescrupulosos que aprovechan el incidente en el Congreso para robar. "Estamos trabajando todo el equipo de Gobierno para calmar los ánimos", aseguró en contacto con SNT.

Mientras tanto, en las calles Independencia Nacional y Palma se registraron enfrentamientos entre ciudadanos y policías que dejaron en total siete detenidos y además un vehículo calcinado, según reportes del periodista Juan Agüero.

Una patrullera también fue quemada por manifestantes que llegaron hasta la sede de la Comandancia de la Policía Nacional.

El fuego no pudo ser controlado hasta luego de varios minutos porque los bomberos voluntarios trabajaban para sofocar las llamas dentro del edificio del Congreso.