19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Interior
domingo 13 de agosto de 2017, 01:00

Repudian invasión de campesinos al predio de la Unican en Curuguaty

Elías Cabral

CURUGUATY

Unas 100 familias entraron en la jornada del viernes pasado en el inmueble cedido por la Comuna a la Universidad Nacional de Canindeyú (Unican), donde construyeron precarias viviendas de carpa, con el objetivo de poblar en forma definitiva la propiedad que consideran les pertenece.

En tanto, los alumnos de la Unican tomaron la institución en la noche del viernes, exigiendo inmediato desalojo de los campesinos y la titulación de las tierras.

Ayer, los alumnos se manifestaron frente a la sede del Ministerio Público reclamando la presencia del fiscal de turno Julio César Paredes, quien no se encontraba en su oficina, de manera a dar acompañamiento a la Policía Nacional, que puso como exigencia la presencia del fiscal para el efecto. Las autoridades explicaron a los alumnos, docentes y padres, que el desalojo tiene un proceso que cumplir, por lo que la acción no podría realizarse inmediatamente.

Primera fase. Ya en el transcurso de la tarde, una frondosa comitiva judicial, fiscal y policial se constituyó en el lugar de ocupación, donde el juez Carlos Alberto Florentín en forma pacífica dialogó con los ocupantes, explicándoles que la Municipalidad precisamente cuenta con el título de propiedad y que otorgó las 37 hectáreas para convertirse en predio de la Universidad Nacional de Canindeyú.

Inclusive, el asesor jurídico Melanio Ruiz Díaz exhibió copias de los planos y documentos de escribanía, pero esta vez los ocupantes reclamaron la presentación del título original.

Sin una vía de solución, la comitiva –encabezada por el juez Florentín– se retiró del lugar manifestando haber cumplido con la primera fase del protocolo de desalojo; el magistrado advirtió a los ocupantes que podrían ser imputados por la Fiscalía si no abandonaban el predio.