27 de marzo
Lunes
Muy nublado
22°
30°
Martes
Despejado
22°
32°
Miércoles
Mayormente despejado
21°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 30 de noviembre de 2016, 22:40

Presentan un tereré para cada día de la semana

El mejor compañero de todo paraguayo es el tereré, la bebida que acompaña a hombres y mujeres, grandes y chicos en sus actividades cotidianas. Ahora llega en presentaciones diarias y los podes encontrar en el Paseo de los Yuyos, también próximamente en la Costanera de Encarnación.

El combo completo –alquiler de los "utensilios más poha ñana"– cuesta G. 10.000; si el cliente ya cuenta con su termo, guampa y bombilla, la preparación cuesta G. 5.000, comenta el presidente del Paseo de los Yuyos, Javier Torres.

Para los lunes se recomienda el tereré ka'u ko', que contiene zarzaparrilla, koku y mbokaja'i; para los martes tereré py'a vai, con hinojo, typycha kuratũ y suico; el miércoles llega el tereré karu vai ajeno, con kapi'i katĩ, hierba buena y ajenjo.

Los médicos ñaná del Mercado Cuatro ofrecen para el jueves el tereré py'araku¸ con kapi'i katĩ, jatevu ka'a y aguape puru'a, y para el último día laboral de la semana, viernes, invitan a probar el tereré levantol, que contiene yuyos como jaguarayi, zarzaparrilla y taropé.

Y el fin de semana es cuando más los paraguayos consumimos esta bebida refrescante tan tradicional, que generalmente aprovechamos para compartirla con amigos o la familia o simplemente para disfrutar un momento agradable bajo alguna frondosa sombra, por lo que en el Paseo de los Yuyos (ubicado sobre República Francesa y Pettirossi de nuestra capital) también tienen opciones para ofrecer a sus exigentes clientes.

Tereré ñembyaty para el sábado, con agrial, cedrón y koku; y para el domingo el tereré yerador, con menta'i, Santa Lucía y ajenjo.

De esta manera una vez más la creatividad de los integrantes del emblemático Paseo sorprende a los que buscan mantener las tradiciones paraguayas e inculcan a los más jóvenes a consumir "lo nuestro".