28 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
viernes 6 de enero de 2017, 18:44

Piden a Congreso mediar en desalojo de campesinos

El titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, pidió este viernes que el Parlamento intervenga ante los disturbios en la Colonia Guahory (centro) para "evitar un desenlace lamentable", tras los incidentes entre campesinos desalojados y Policía Nacional.
EFE

Cárdenas se reunió este viernes con el titular de la Comisión Permanente del Congreso, Ariel Oviedo, con la intención de que el Parlamento medie en el conflicto, que el martes derivó en enfrentamientos entre Policía y campesinos que intentaban impedir la siembra a los colonos de origen brasileño que aseguran ser los propietarios de las tierras.

Durante los disturbios, 12 labriegos fueron detenidos y varios fueron heridos en la intervención policial.

"Queremos que el Parlamento nos acompañe y que nos ayude como poder del Estado a llegar a un acuerdo y que no haya ningún hecho a lamentar a futuro. No queremos llegar a los niveles de violencia a los que se ha llegado en años anteriores para solucionar este conflicto", explicó Cárdenas, según informó la Cámara de Diputados.

Cárdenas explicó a Oviedo que el Indert ya había llegado a una solución con las 200 familias que ocupaban la Colonia Guahory, en el céntrico departamento de Caaguazú, para reubicarlos en otras tierras, pero algunos de los labriegos se negaron a esa solución y permanecen en el lugar.

"Nosotros (Indert) firmamos con la comisión vecinal, a finales de noviembre, un acuerdo de recuperación de tierras en Guahory (unas 40 hectáreas), la ubicación en esas tierras de las familias censadas y la reubicación de las familias restantes, porque estamos hablando de un censo de 200 familias, o unas 1.500 hectáreas", dijo Cárdenas.

El conflicto tuvo su punto álgido el pasado septiembre, cuando los campesinos de Guahory fueron desalojados por más de 1.500 policías en un procedimiento que se realizó sin ninguna orden judicial, según denunció la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy).

Sin embargo, un mes después el Indert anunció que los campesinos serían reubicados en nuevas tierras a partir de ese mes.

El Indert también se comprometió a verificar cuáles son los títulos de propiedad que ya están vencidos y cuáles son los linderos de estas fincas, debido a que la titularidad de las tierras está en disputa entre los campesinos y los colonos de la zona, en su mayoría brasileños.

APARECEN EN ESTA NOTA