23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 5 de mayo de 2017, 16:46

Pescadores piden cese de fumigaciones de empresa arrocera

Pescadores de la localidad de Villa Oliva (sur), a orillas del río Paraguay, piden que cesen las fumigaciones por parte de la empresa arrocera Villa Oliva Rice, ya que ocasionan enfermedades a los pobladores de la zona, dijo este viernes Raúl Genes, presidente de la Asociación de Pescadores de la localidad.
EFE

La arrocera brasileña Villa Oliva Rice se estableció en la zona, unos 120 kilómetros al sur de Asunción, hace dos años, cultivando arroz en una superficie de 5.000 hectáreas, que prevé duplicar en los próximos años, según la propia empresa.

Genes contó que, desde que comenzó sus operaciones, la empresa realiza fumigaciones aéreas cada mes y medio o dos meses, rociando productos tóxicos directamente sobre las cerca de 80 casas de una comunidad cercana a Villa Oliva, y ubicadas a solo 200 metros de las instalaciones de la arrocera.

Hace alrededor de un año y medio, los tóxicos vertidos en estas fumigaciones, junto con los gases originados tras la quema de vegetación por parte de la arrocera, alcanzaron a la hija de Genes, que desde entonces presenta asma agudo y dificultades para realizar actividad física, según dijo.

"Fumigaron una noche, con viento norte, y en cuanto cambió el viento y sopló del este, la humareda llegó hasta nuestras casas. Ahí mi hija empezó a tener una tos seca, a veces por diez o quince minutos tiene ataques de tos. Nosotros somos pobres, no podemos llevarla afuera para que le hagan un tratamiento", relató el pescador.

Agregó que hay otros vecinos de la zona con problemas respiratorios y en la piel, surgidos a raíz de la fumigación, pero que no presentan denuncias "porque tienen miedo".

También señaló que la fumigación ha provocado la muerte de animales, como ciervos de pantano y peces, en una zona en la que se encuentran amplios humedales.

El temor de los pescadores de la zona es que las fumigaciones en forma descontrolada ocasionen contaminación de los ríos y maten a los peces, que son su único medio de vida, dijo Genes.

"Nosotros vivimos de eso. El río es como nuestra chacra (granja)", expresó.

Acompañados por organizaciones ambientalistas y autoridades municipales, los pobladores de Villa Oliva han presentado varios reclamos a la Secretaría del Ambiente (Seam) del Gobierno paraguayo, para pedirle que intervenga en estas fumigaciones, pero hasta ahora no han obtenido respuestas.

"Son fumigaciones libres, que nadie controla. Nosotros no tenemos nada en contra de la arrocera, pero queremos que alguien controle las fumigaciones", declaró Genes.

Paraguay exportó el pasado año 504.000 toneladas de arroz, por encima de las 336.000 toneladas de 2015, y en 2014 exportó arroz a más de 20 países por un valor superior a los 200 millones de dólares, según el Ministerio de Industria y Comercio.

En Paraguay se vierten cada año 60 millones de litros de productos tóxicos para fumigar, una cantidad que, si fuera depositada en botellas de dos litros puestas en fila, podría cubrir la distancia entre las ciudades de Asunción y Lima, separadas por más de 3.000 kilómetros, según los cálculos de la organización paraguaya Base Investigaciones Sociales.