10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 28 de septiembre de 2016, 08:28

Parricida relata por qué mató a su padre: "Abusaba de mi hermana"

El joven parricida, Pablo Valdovinos, aseguró que su fallecido padre abusó de su hermana por muchos años. Pidió que se investigue a fondo y se mostró arrepentido.

Valdovinos habló este miércoles con Radio Monumental AM sobre el crimen que cometió. Manifestó que su hermana le había confesado que hacía tiempo que su padre, del mismo nombre, "venía abusando de ella". "Mucho tiempo estuve con ese cargo de conciencia", expresó.

Sostuvo que eso lo arrastró por varios años y cuando su padre amenazó con echarlo, ante las propias amenazas del joven de denunciarlo, tuvieron una discusión que, según el parricida, se descontroló.

"No quería que termine así, hubiese querido que termine de otra forma", señaló.

Pidió que se investigue porque su hermana, según denuncia, sufrió por varios años los abusos de su padre, incluso acusó que los hijos de la joven son de su propio fallecido padre. Sin embargo, consideró que la misma no querrá hablar por el trauma que está teniendo.

Alegó que anteriormente no denunciaron porque la mujer tenía miedo y el padre mismo los amenazaba diciendo que "compraría a policías y a la prensa porque tiene dinero". Incluso, su propia madre al principio no creía, pero al poco tiempo de haberle contado sobre los abusos vino el divorcio. La madre se mudó a Argentina y perdieron contacto con ella.

Valdovinos se mostró arrepentido de haber matado a su padre, a quien contradictoriamente calificó de "buena persona". El crimen ocurrió el lunes en horas de la tarde en su vivienda situada en el barrio San Blas de Mariano Roque Alonso, 4 disparos acabaron con la vida del hombre.

Admitió que el arma utilizada era ilegal. Dijo que la portaba por seguridad y porque le gustan las armas. El joven es barrabrava del Club Cerro Porteño y ya amenazó en otras ocasiones a su padre, según las investigaciones fiscales. Consultado acerca de si consume drogas, señaló que solo bebe alcohol.

Tras el crimen, el joven de 24 años viajó hasta Encarnación, de ahí pasó a Ciudad del Este, ya con el peso de conciencia. Luego volvió a la capital de Itapúa pensando en regresar a Asunción para entregarse, pero fue detenido durante la tarde del martes. Durante la mañana de este miércoles estaba siendo trasladado a la capital.