10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
martes 29 de noviembre de 2016, 08:19

Obispo llama a exigir y comprometerse con la educación

El predicador del segundo día de la novena, monseñor Gabriel Escobar Ayala, obispo del Vicariato del Chaco, Alto Paraguay, basó la homilía en la juventud y la reconciliación; además criticó el elevado costo que la población debe abonar por el servicio eléctrico.
"Los jóvenes y la alegría de la reconciliación" fue el lema de hoy martes. La reflexión del día se basó en el hijo y la reconciliación familiar, en las caídas, desvíos de la vida y perdón. "El hijo reconoce sus caídas, sus limitaciones, no podemos cambiar si no asumimos nuestra realidad, tenemos que ser capaces de aceptar nuestros errores", expresaba el obispo.

También recordó una de los aspectos que afectan a todo el país, el uso de la energía eléctrica que prácticamente, a pesar de ser generadores como país, somos los que más abonamos por el servicio eléctrico, al manifestar que somos "el país en donde pagamos más caro por la corriente eléctrica".

El predicador se enfocó bastante durante la homilía en la reconciliación, que si bien se cometen errores en la vida, uno tiene la posibilidad de remediarlos y volver por el camino del Dios. "Hay que reconciliarnos con nuestro pasado y nuestro presente", añadió.

"Si bien no podemos ser indiferentes ante la miseria, tenemos que ser capaces de trabajar en conjunto, en unidad", expresaba el monseñor Ayala.

También se mencionó un aspecto pendiente de la sociedad, "la falta de una educación en nuestro país es todavía una tarea pendiente, la educación tiene que ser clave, en donde vos y yo tengamos que estar comprometidos y ser capaces de exigir lo que le corresponde a uno".

Cerrando las reflexiones del día, el obispo recordó los aspectos buenos y malos de nuestro país, "reconocemos que hay conquistas en nuestro país, pero también reconocemos que también hay desafíos".

Por último, dijo que debemos aprender a perdonarnos porque hemos experimentado el perdón de Dios, "en la casa, en la familia, se aprende a dar el perdón, a acercarse al sacramento de la reconciliación".

APARECEN EN ESTA NOTA