23 de agosto
Miércoles
Despejado
24°
34°
Jueves
Despejado
25°
35°
Viernes
Despejado
23°
35°
Sábado
Muy nublado
20°
34°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
jueves 27 de abril de 2017, 01:00

No hubo apelación de la sentencia en el caso Gramont Berres

El presidente Horacio Cartes destacó ayer que no se apeló el fallo a favor de Paraguay para no pagar la deuda espuria de Gustavo Gramont Berres, ex cónsul honorario del dictador Alfredo Stroessner.

El mandatario se refirió al respecto durante un encuentro informal con los comunicadores, por el Día del Periodista, en Mburuvicha Róga.

Cartes dijo que le informaron que la decisión de la jueza federal del distrito de Columbia, Washington DC, Ketanji Brown Jackson, está firme con respecto a este caso. Con ello, se puede decir que Paraguay ganó.

El 21 de marzo pasado, a través de la Cancillería, se comunicó oficialmente el fallo de la jueza, que dio lugar a la defensa del Estado paraguayo y rechazó la demanda iniciada en los Estados Unidos contra nuestro país por la empresa aseguradora italiana SACE, en virtud de la cesión de derechos que le habían otorgado los bancos suizos relacionados al caso conocido como Gramont Berres. Con esto, el Estado paraguayo dejará de abonar más de USD 100.000.000, que la aseguradora italiana reclamaba para sí.

Antecedentes. Según comunicado de la Presidencia de la República, emitido el día que se conoció la sentencia, durante las últimas tres décadas la reputación jurídica internacional del Paraguay ha sido víctima de una injusta persecución, al ser presentado como un país moroso, que no cumple con sus compromisos financieros contraídos como consecuencia del litigio.

La estafa internacional perpetrada en contra de Paraguay, provocó que la empresa aseguradora italiana SACE fuera co-demandada ante los tribunales suizos por un sindicato de diez bancos. Estos bancos habían otorgado préstamos a las empresas Lapacho y Rosi, de Gramont Berres (creadas para desarrollar proyectos forestales y procesamiento de cítricos en La Colmena), con una garantía falsificada realizada por el mismo supuestamente en nombre del Estado paraguayo y un reaseguro otorgado por SACE. Stroessner fue quien dio status diplomático a Gramont Berres. Con ello, hizo en nombre de Paraguay estos préstamos.