18 de agosto
Viernes
Mayormente nublado
20°
24°
Sábado
Poco nublado con tormentas
15°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
10°
22°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
jueves 10 de agosto de 2017, 19:08

Miles de vestidos de novia a subasta en Florida si juez lo autoriza

Una inédita subasta de miles de vestidos de novia tendrá lugar el 2 de septiembre en Deerfield Beach (Florida) si el juez a cargo de la quiebra de la firma Alfred Angelo lo autoriza, informaron este jueves medios locales.
EFE

De la noche a la mañana Alfred Angelo, una empresa fundada en los años 30, con sede en Delray Beach (Florida), que llegó a tener más de 60 tiendas repartidas por EE.UU. y cuyos vestidos se vendían en el extranjero, cerró todos sus negocios el 13 de julio y presentó a la justicia una declaración de quiebra al día siguiente.

Muchas novias -nadie se ha atrevido a dar una cifra- que habían encargado e incluso pagado a Alfred Angelo el vestido para el gran día de sus vidas quedaron con novio, pero en el "limbo" en lo que se refiere a vestuario nupcial.

Ahora los liquidadores de la firma quieren vender en una subasta pública todos los vestidos y prendas del muestrario, que según los medios son entre 5.000 y 10.000, máquinas de coser, percheros y otros útiles que la empresa tenía cuando echó el cierre.

Stan Crooks, presidente de Auction America en West Palm Beach, que será quien dirija la subasta si el juez la aprueba, dijo al diario digital Palm Beach Post que tiene pensado llevar un espejo para que las posibles compradoras puedan ver cómo les queda el vestido elegido antes de pujar por él.

Varios días después de la quiebra la empresa de Delray Beach pidió disculpas a las mujeres a las que dejó sin galas para sus bodas a través de un mensaje en su web oficial.

"Pedimos disculpas por las molestias y las tribulaciones resultantes de este hecho (la quiebra). Agradecemos su paciencia", señaló la firma.

En las redes sociales se organizó una cadena de solidaridad mediante la cual muchas mujeres ofrecieron sus propios vestidos de novias a las "víctimas de Alfred Angelo", como las llamaron.