16 de agosto
Miércoles
Mayormente nublado
13°
27°
Jueves
Despejado
16°
27°
Viernes
Parcialmente nublado
19°
28°
Sábado
Tormentas
16°
29°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 31 de mayo de 2017, 17:01

Manifestación exigiendo justicia para Carolina Marín

Unas cincuenta personas se manifestaron frente a la vivienda de Tomás Ferreira y Ramona Melgarejo, quienes eran tutores de Carolina Marín y están siendo juzgados en un juicio oral y público por la muerte de la joven, ocurrida el 20 de enero del año pasado. Los manifestantes repudiaron lo ocurrido y piden justicia.
Robert Figueredo | Caaguazú

La adolescente falleció a causa de fuertes golpes propinados supuestamente por Tomás Ferreira. Varios carteles fueron exhibidos por los manifestantes repudiando lo ocurrido con la menor, quien se encontraba en carácter de criada con la familia Ferreira Melgarejo.

El Tribunal a cargo del juicio oral y público en el caso Carolina Marín, adolescente de 14 años quien perdiera la vida a causa de golpes recibidos en su cuerpo, se constituyó en la vivienda de la pareja de acusados en Vaqueria, distrito del Departamento de Caaguazú. Todas las partes tuvieron participación de esta diligencia.

El menor de edad, único testigo presencial de lo ocurrido, volvió a manifestar que tanto Tomás Ferreira y Ramona Melgarejo fueron quienes golpearon brutalmente a Carolina.

El juicio continuará el jueves de la próxima semana y se prevé la declaración testifical del doctor Pablo Lemir, quien realizó la necropsia.

El aporte del médico es considerado fundamental en este juicio oral y público para determinar la sentencia del Tribunal.

El hecho

En la mañana de ese 20 de enero del año pasado un supuesto beso entre la menor y un albañil que trabajaba en la casa de la pareja desató la ira de los tutores y estos le propinaron una golpiza a la adolescente.

Carolina agonizó cuatro horas en la habitación a causa de traumatismos múltiples y luego murió en el hospital. La enterraron prácticamente en secreto de sus allegados.

Los vecinos de Vaquería, luego de la tragedia, rompieron el silencio y revelaron que la niña era esclavizada y maltratada desde siempre por los padres adoptivos.