19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
miércoles 21 de junio de 2017, 01:00

La Asamblea de la OEA arranca con una disputa entre Perú y Venezuela

"La OEA debe lanzar un ultimátum al gobierno de Maduro, que se le haga ver que es considerada como una dictadura y que puede ser aislada", dijo José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch.

AFP

CANCÚN - MÉXICO

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, arremetió ayer contra los países críticos de Caracas, tachándolos de "camada de perritos simpáticos del imperio", luego de que el canciller peruano urgiera ante la 47 Asamblea General de la OEA a atender la crisis en el país sudamericano.

En el inicio de los trabajos de la Asamblea, el canciller peruano Ricardo Luna fue el primero en referirse a la espinosa cuestión de Venezuela, sacudida desde el 1 de abril por protestas opositoras con saldo de 74 muertos.

Luna llamó al gobierno de Nicolás Maduro a dar marcha atrás en su convocatoria a una Asamblea Constituyente porque estaría "creando un poder paralelo a los establecidos" por la constitución bolivariana, reclamó la liberación de presos políticos, poner fin a la represión de las manifestaciones, establecer un calendario electoral y atender la crisis humanitaria que aqueja al país. "Exijo a Perú respeto (...). Si ellos forman parte de la camada de perritos simpáticos para el imperio, Venezuela no", respondió la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

Canadá respaldó el pronunciamiento de Perú al subrayar que el llamado a una Constituyente por parte de Maduro "degrada" los valores democráticos del país. "Este tipo de posiciones alientan a esa oposición violenta que se niega a participar en un proceso democrático. ¿A qué están llamando, a la guerra? Les exijo respeto a los sumisos", cuestionó la canciller.

Después tuvo otra guerra de palabras con Manuel González, canciller de Costa Rica, quien dijo que la OEA no puede "permanecer silenciosa ante un gobierno que suspende a su antojo elecciones" y actúa con total impunidad.

La canciller venezolana reviró acusando a González de ser un analfabeto político que no conoce nada sobre Venezuela y que con su posición llama a que se mantenga la protesta violenta en las calles.

En su intervención, la canciller ecuatoriana María Espinosa lamentó de su lado que no se haya conseguido aprobar una resolución que acompañe "las iniciativas de diálogo promovidas por Unasur y la Celac", foros en los que Venezuela participa activamente.