20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado con chubascos
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
25°
Miércoles
Despejado
22°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
jueves 1 de junio de 2017, 16:43

Junta Médica reconoció milagro de Chiquitunga

Para la Junta Médica del Vaticano, la curación de Ángel Ramón fue un milagro. Ahora el caso será analizado por los teólogos y posteriormente se podría dar la beatificación de la venerada paraguaya.

La Junta Médica del Vaticano estudió este jueves uno de los milagros atribuidos a la paraguaya Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida por los devotos como Chiquitunga.

El grupo integrado por ocho profesionales concluyeron en que la curación de Ángel Ramón se dio de una forma "inexplicable y maravillosa", según publicó la fanpage de la Causa Chiquitunga Guggiari.

El proceso es el siguiente, de acuerdo con el resultado de los expertos en medicina del Vaticano, el caso será analizado por los teólogos, quienes a su vez deberán pasar un informe y resultado al papa Francisco, que es quien finalmente se pronunciará al respecto.

Actualmente, Chiquitunga tiene el carácter de venerable, uno de los procesos previos que da el Vaticano para la posible santificación. Este reconocimiento de los profesionales de blanco lo que hace es acortar la brecha para que la tan querida paraguaya pase a ser beata.

¿Quién fue Chiquitunga?

María Felicia Guggiari Echeverría, conocida como Chiquitunga, nació en Villarrica el 12 de enero de 1925.

A los 14 años se unió a la Acción Católica y trabajó en la catequesis con niños, jóvenes trabajadores, universitarios con problemas, con los pobres, enfermos y ancianos. Sus trabajos fueron realizados en Villarrica y Asunción, según la web católica Aci Prensa.

El 14 de agosto de 1955, a la edad de 30 años, respondió al llamado que Dios le hizo para ingresar a la vida contemplativa en el Carmelo de Asunción.

El sitio Corazones.org recoge el testimonio de las madres carmelitas descalzas de Asunción que recuerdan que "en los cuatro años que la querida hermana vivió entre nosotras se caracterizó por su gran espíritu de sacrificio, caridad y generosidad, todo envuelto en gran mansedumbre y comunicativa alegría".

Murió a los 34 años, el 28 de marzo de 1959, tras internarse en un hospital durante poco más de un mes debido a una hepatitis que contrajo. Aseguran que sus últimas palabras fueron: "Papito querido, ¡qué feliz soy!; ¡Qué grande es la Religión Católica!; ¡Que dicha el encuentro con mi Jesús!; ¡Soy muy feliz!" y "Jesús te amo. ¡Que dulce encuentro! ¡Virgen María!"

¿Cuál es el proceso de Beatificación?

La noticia de la posible beatificación de Chiquitunga alegró los corazones de los católicos y hasta de los no católicos. Sin embargo, el mismo Monseñor Edmundo Valenzuela pidió tomar la cuestión con calma.

Explicó que hasta que el Santo Padre no promulgue la beatificación, no se puede llamar a la compatriota Beata.

Por su parte, el padre Faminio Benítez Ortiz, de la casa Tupa Róga de los Carmelitas en Lambaré, explicó cuál es el proceso que sigue el Dictatorío para la Causa de los Santos, organismo encargado de la canonización de la Iglesia Católica.

El primer paso es el proceso diocesano que se hace en el país de origen de la figura que se quiere resaltar. Una Junta Médica paraguaya realizó el estudio del hecho y el resultado de dicha investigación se lleva al Vaticano.

Una vez que el pedido esté en Roma, los teólogos analizan si las virtudes vividas por la figura que quiere ser beatificada fueron heroicas en todos los ámbitos de la vida. "Ella cumple con todo ese proceso", aclaró Benítez.

Los médicos de la Iglesia de Pedro resolvieron confirmar el resultado de la investigación de sus pares paraguayos, confirmando que fue un hecho científicamente inexplicable.

Ahora, el siguiente proceso que queda pendiente, es el pronunciamiento a través de un dictamen que pasa a la Comisión de los Cardenales, quienes finalmente pasan los resultados al Papa Francisco, quien será el último en el eslabón que puede dar el visto bueno y confirmar la beatificación de la tan querida Chiquitunga.