25 de junio
Domingo
Muy nublado
19°
28°
Lunes
Mayormente nublado
19°
27°
Martes
Parcialmente nublado
19°
28°
Miércoles
Mayormente nublado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
domingo 5 de febrero de 2017, 09:51

Jóvenes se encuentran en terapia tras caer de tobogán gigante

Dos personas se encuentran internadas en un centro asistencial en terapia intensiva luego de que resultaran heridas tras caer de un tobogán inflable de unos 29 metros de altura en la Costanera de la ciudad de Encarnación.

Alberto Pizurno es padre de Liliana Raquel Pizurno (23), quien resultó herida con múltiples fracturas. El hombre indicó que la misma se encuentra en la Clínica Tajy, al igual que otro amigo identificado como Santiago Osvaldo García (23), ambos se encuentran graves.

"Mi hija estaba arriba del tobogán cuando los responsables apagaron la energía eléctrica y ellos cayeron", explicó en contacto con Telefuturo, durante el programa La Lupa.

Por su parte, Leidy Pizurno, hermana de la joven, indicó que se registró un viento fuerte y los dueños apagaron el tobogán.

"Se tiraron los cuidadores y le dejaron a mi hermana arriba y a los muchachos, yo estaba en el lugar mirando de afuera. Se desinfló cuando vino el viento, en ningún momento terminó la luz como dicen los encargados", afirmó.

Dijo que su hermana se encuentra grave, con tres roturas en la cervical y en la pelvis."Es complicada su situación", acotó.

A las 11.00 de este domingo se tendrá un informe sobre los dos pacientes internados en la Clínica Tajy, informó el periodista del Diario Última Hora Raúl Cortese.

Otra persona que resultó herida fue identificada como César Raúl Gaona (34).

El tobogán gigante instalado en una de las playas de Encarnación cayó en la tarde de este sábado como consecuencia de los fuertes vientos que se produjeron en la zona.

Se trata de uno de los atractivos de esta temporada veraniega en la ciudad de Encarnación. La empresa había invertido unos G. 300 millones para su instalación y 25 trabajadores estaban encargados de su funcionamiento.

Sin embargo, ahora queda inutilizable porque se tuvo que cortar el plástico en varias partes para corroborar si había o no personas atrapadas.

Embed