19 de agosto
Sábado
Poco nublado con tormentas
13°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
22°
Lunes
Despejado
11°
23°
Martes
Despejado
17°
27°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Economía
viernes 7 de julio de 2017, 01:00

Gestionan apertura de mercado de EEUU

En una reunión oficial en Washington con autoridades del Departamento de Agricultura de los EUA (USDA), se reiteró el interés de ingresar con carne paraguaya al mercado americano. Las autoridades de ese país manifestaron su voluntad política y comprometieron una misión técnica del FSIS (Food and Safety Inspection Services), el servicio de inspección y control de alimentos.

Con la visita, se brindará acompañamiento al Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) en el proceso de información requerido para obtener la aprobación del referido organismo. Así también se solicitó al APHIS (Animal and Plant Health Inspection Services), el servicio de inspección y salud de animales y vegetales, la remisión del reporte final de la evaluación del sistema sanitario del Paraguay, finalizado en diciembre del 2015.

La delegación estuvo integrada por el ministro de Agricultura y Ganadería, Juan Carlos Baruja, el viceministro de Ganadería Marcos Medina, el presidente del Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (Ipta), Santiago Bertoni, y oficiales de la embajada paraguaya en ese país.

El mercado de EEUU es estratégico, pues es el principal importador de carne bovina del mundo. Además, nuestros principales competidores en los mercados internacionales obtuvieron el acceso al mismo, por lo que la presencia de la carne paraguaya en el mediano plazo es prioridad, expresa un reporte del Viceministerio de Ganadería.

Acceder a dicho mercado resulta aún más atractivo teniendo en cuenta que países de la región están teniendo dificultades con este destino, caracterizado por su exigencia. El caso más resaltante es el de Brasil, que fue suspendido tras darse a conocer la investigación Carne Débil y el escándalo de corrupción que involucra a la industria de la carne y a políticos.