4 de diciembre
Domingo
Mayormente despejado
19°
30°
Lunes
Mayormente despejado
21°
34°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Miércoles
Mayormente nublado
23°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Mundo
domingo 20 de noviembre de 2016, 05:35

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa cumple 70 años

Moscú, 20 nov (EFE).- El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill, que cumplió hoy 70 años, ofició este domingo una misa en Moscú rodeado de dirigentes y representantes de todas las iglesias ortodoxas del mundo, que han viajado a esta capital para participar en los actos festivos organizados con motivo del aniversario.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que ayer mismo firmó un documento para condecorar a Kirill con la orden "Por los Méritos ante la Patria", envió hoy un telegrama al patriarca en el que destaca su labor "por las conservación de la herencia histórica, cultural y espiritual de Rusia".

También subrayó el esfuerzo del patriarca en el "respaldo a la institución de la familia", un ámbito en el que desde hace muchos años el Kremlin y la Iglesia van de la mano, propagando que la familia tradicional debe ser numerosa para garantizar la supervivencia y la grandeza de la nación.

Kirill, al frente de la Iglesia Rusa desde 2009 tras el fallecimiento de Alexis II, mantiene al igual que su predecesor una estrecha relación con el Kremlin y como otros jerarcas religiosos sigue a pies juntillas la política del Estado, tanto dentro como fuera de sus fronteras.

El propio patriarca ha defendido la intervención militar rusa en Siria, la anexión de Crimea o la sublevación de los separatistas prorrusos en el ortodoxo este de Ucrania.

Aunque Rusia es un Estado aconfesional, la fe ortodoxa se ha convertido de facto en la religión oficial, ensalzada incluso por el teóricamente opositor Partido Comunista, que parece haber olvidado el ateísmo beligerante que alentó en tiempos de la Unión Soviética.

Kiril, cuyo nombre de seglar es Vladímir Mijáilovich Gundiáyev, nació en 1946 en Leningrado (ahora San Petersburgo) en el seno de una familia en la que su padre y su abuelo eran sacerdotes.

Siguiendo la estela de su progenitor, estudió en el seminario, tomó los votos en 1969 y a partir de 1970 impartió clases de teología dogmática y ejerció el cargo de secretario del metropolita de Leningrado, Nikodemo.

El patriarca fue durante diez años rector del Seminario y la Academia Teológica de Leningrado (1974-84), nombrado obispo de Vyborg (1976), arzobispo de Smolensk y Kaliningrado (1988) y en 1989 se convirtió en miembro permanente del Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa.