22 de agosto
Martes
Despejado
19°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Parcialmente nublado
23°
35°
Viernes
Despejado
22°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
País
jueves 1 de junio de 2017, 01:00

Curuguaty: Un antes y un después

La masacre de Curuguaty en Marina Cué marca un antes y un después en la historia moderna del Paraguay.

Quisieron que fuera un antes sin un después los agroexportadores sojeros comenzando por Riquelme, dueño de Campos Morombí, que movieron, económica y políticamente, a las fuerzas represivas para una masacre que frenaran para siempre la lucha de los campesinos sintierras.

Y quisieron también que la masacre de Curuguaty fuera un antes sin después. Numerosos diputados y senadores –como Tuma y otros– que la usaron para quitarle la presidencia legal y legítima del Paraguay a Fernando Lugo en un golpe parlamentario exprés.

Sin embargo, la masacre de Curuguatry ha tenido un después.

Pronto se fundó la benemérita articulación de Curuguaty y apareció el documentado escrito con multitud de fotos, Informe sobre la masacre de Curuguaty, de la Plataforma de Estudios e Investigación de Conflictos Campesinos, dirigida por el doctor Domingo Laíno.

Desde entonces comenzó a crecer la conciencia a escala nacional del asesinato múltiple cometido y de la inocencia de los presos políticos que serían condenados en una farsa de juicio, confirmada la sentencia en primera y segunda instancia. Y seguimos adelante luchando.

Copio este párrafo del artículo del doctor Luis Lezcano Claude (en la revista Acción):

“Es bueno revertir esta situación y hacer que el caso de la “masacre de Curuguaty” sirva para dejar en claro que aquí se trata de un enfrentamiento de clases: de una clase desposeída, despojada de toda posibilidad de alcanzar niveles de existencia compatibles con la dignidad humana, y una clase colmada de privilegios y ventajas, insaciable en sus pretensiones y no dispuesta a ceder ni una pizca de los mismos, aunque ello sea para permitir tan solo la supervivencia de otros sectores”.

Comenzamos hoy la campaña Justicia, tierra y libertad por los asesinados y por los presos inocentes de Curuguaty.