20 de agosto
Domingo
Parcialmente nublado
21°
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
17°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Política
domingo 2 de abril de 2017, 01:00

Agente dice que no sabía que el arma tenía balas de acero

“Partiendo del chaleco, las cartucheras, municiones, escopetas, chalecos, todo fue entregado por la Policía. En todo momento pensé que lo que disparaba eran perdigones de goma”, refiere el suboficial Gustavo Florentín, sindicado como el supuesto autor del disparo que hirió mortalmente al líder juvenil Rodrigo Quintana en sede del Partido Liberal Radical Auténtico.

El agente aseguró que en ningún momento pensó que el herido estaba en situación crítica. “Nunca pensé que iba a llegar hasta esta altura, cuántos heridos con balines de goma vi, no pensé”, aseguró.

Explicó que cuando iban detrás de la turba que atacó el diario Abc Color, fueron atacados por una turba que ingresó en el predio del local partidario. Dijo que la puerta estaba entreabierta, al abrir, empezó a llover piedras y botellas en el sitio.

Reconoció que fue él quien al ingresar pisoteó a la víctima que yacía en el piso, prácticamente sin signos de vida. En ese momento en que ingresó, el joven todavía no estaba sangrando, relató.

El agente al igual que sus camaradas, los suboficiales Éver Antonio Benítez, Jorge Francisco Ramírez Bogarín y Arnaldo Andrés Báez. Además de los oficiales Luis Núñez y Guido Amarilla, fueron convocados por la fiscala Raquel Fernández para tomar una declaración indagatoria.

El único que prestó declaración fue Báez, quien presta servicios en la Comisaría 1ª Metropolitana. El mismo aceptó que efectivamente estuvo prestando servicios en forma de apoyo. Alegó que se impartió órdenes a través de la frecuencia de radio policial para que vayan frente a la sede del diario mencionado que estaba siendo tomada por una turba que fue seguida y que a causa de ellos llegaron hasta el PLRA. Acotó que escuchó un disparo de escopeta calibre doce y luego vio el cuerpo del joven en el piso, pero no se percató de que estaba herido, dijo. La fiscala pidió prórroga para tomar una decisión sobre el caso ya que no todos declararon.