9 de diciembre
Viernes
Lluvioso
21°
25°
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
27°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
31°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
viernes 14 de octubre de 2016, 11:46

Abogado de policía solo sabe lo que se dice "en la redes"

El abogado de uno de los agentes policiales imputados por haber "plantado" 315 gramos de cocaína en el auto de una diseñadora de calzados sostuvo que aún no tiene siquiera la copia de la capeta fiscal y que solo sabe de las acusaciones que se exponen en redes sociales. Los tres agentes se abstuvieron de declarar ante la Fiscalía este viernes.
Se trata de Cristian Centurión, abogado defensor del agente policial Arnaldo Lezcano, quien aseguró que no tiene aún conocimiento detallado del caso que afecta a la diseñadora Tanya Villaba y que "no puede decir nada" sin revisar la carpeta fiscal.

"No tenemos copia de la carpeta ni de los videos. No puedo decir nada, no tengo la carpeta fiscal. La mayoría se abstuvo de declarar", refirió el abogado con mucho nerviosismo, tratando de evadir a la prensa.

"No puedo hablar de acusaciones, solo sé lo que se ve en las redes y yo no me manejo mediante redes", afirmó en contacto con la 970 AM.

Tanya Villalba denunció que fue interceptada el lunes de tarde por cuatro uniformados, tres bajaron del rodado para detenerla y uno quedó dentro de la patrullera, conduciendo el vehículo. Su identidad aún se desconoce.

Los agentes guiaron a la joven a un callejón y le pidieron que abriera la ventana para una revisión. Ella salió del vehículo y observó durante el procedimiento cuando la suboficial ayudante comenzó a verificar su cartera, revolviendo el dinero que había dentro, mientras otro oficial metía la cocaína dentro del automóvil.

Al darse cuenta de lo que estaba pasando comenzó a filmar y reclamó a los uniformados lo que estaban haciendo. Según la mujer, le pidieron G. 5 millones para dejarla libre. Ante esta declaración ella llamó a la prensa y a su papá, lo cual detuvo el accionar irregular.

Villalba pasó esa noche en la Comisaría 11. ª y al día siguiente fue liberada. Ahora piensa en querellarlos tras lo ocurrido. Los agentes policiales implicados, se exponen a una imputación por coacción grave, posesión de estupefacientes y privación ilegítima de libertad.

APARECEN EN ESTA NOTA