24 feb. 2024

Una vacuna intranasal crea anticuerpos para el VIH y el Covid-19

La mayoría de las vacunas se administran en el músculo, aunque el VIH o el SARS-CoV-2 infectan a través de las mucosas, a las que se dirige una nueva técnica que logró fuertes respuestas de anticuerpos contra esos virus en pruebas con ratones y primates no humanos.

vacuna-intranasal-1.jpg

Las vacunas intranasales pueden provocar respuestas de anticuerpos más fuertes y protectoras que las inyectadas. Foto: elmedicointeractivo.com

Un estudio liderado por investigadores estadounidenses —publicado recientemente Science Translational Medicine—presenta un nueva plataforma de vacunación intranasal con la que se pueden administrar proteínas inmunizantes a través de la superficie de las mucosas.

Aunque las vacunas intranasales pueden provocar respuestas de anticuerpos más fuertes y protectoras que las inyectadas, hasta ahora la investigación se ve limitada por la escasa captación de la vacuna a través de los revestimientos de la mucosa.

Sin embargo, la nueva tecnología proporciona un “enfoque prometedor” para administrar vacunas a través de la nariz y otras superficies de la mucosa, en lugar de las inyecciones tradicionales, señala la revista científica.

El equipo investigador —encabezado por Brittany Hartwell, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)— creó una estrategia que permite a las proteínas inmunoestimulantes viajar a través de las superficies de las mucosas.

Para ello usaron proteínas amph, que consisten en proteínas virales conjugadas con un extremo soluble en agua gracias al cual se une a la albúmina.

La albúmina es una proteína de la sangre que atraviesa la mucosa al interactuar con el receptor neonatal para el FC, que la transporta bidireccionalmente a través del epitelio de la mucosa, lo que la hace adecuada como mediadora de la administración de vacunas.

La amph se puede formular con la proteína Env gp120, que está en el envoltorio externo del VIH, o con la proteína del dominio de unión al receptor (RBD) del SARS-Cov-2, que es la que se une a las células humanas.

Cuando se administra por vía intranasal a ratones y macacos, induce altas concentraciones de anticuerpos de inmunoglobulina G (IgG) e IgA en diversos tejidos de la mucosa.

“Estos resultados podrían ser un buen presagio de la posibilidad de una vacuna para prevenir la infección por VIH y tienen el potencial de contribuir al objetivo de una vacuna contra el SARS-CoV-2 independientemente de la variante”, indicó Francis Szoka, de la Universidad de California, en un artículo adjunto que explora las implicaciones clínicas del estudio.

Más contenido de esta sección
El papa Francisco “tiene una ligera gripe y ha anulado por precaución las audiencias previstas” para este sábado, informó el Vaticano.
La plataforma de mensajería WhatsApp cumple este sábado 15 años, consolidándose como la herramienta de comunicación más popular del mundo, con más de 2.000 millones de usuarios que aprovechan su servicio gratuito y encriptado, algo que precisamente complica su rentabilidad.
Miles de personas marcharon el viernes en las principales ciudades de Argentina, para reclamar al Gobierno argentino asistencia alimentaria para comedores comunitarios y rechazar políticas de ajuste.
La firma Cassio Computer anunció el lanzamiento de un reloj conmemorativo por los 50 años del Casiotron QW02, la primera línea de relojes digitales del mundo con función de calendario automático.
El sistema inmunitario de un recién nacido no es un versión inmadura del de los adultos, como se había creído. De hecho, sus glóbulos blancos (células T), que protegen contra enfermedades, superan a los de los adultos en la lucha contra algunas infecciones.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, presentó su primer plan de “posguerra” en la Franja de Gaza, que propone que Israel mantenga el “control de seguridad” en ese territorio y en Cisjordania ocupada, un planteamiento rechazado tanto por Hamás como por la Autoridad Palestina.