Opinión

Todo bajo control

Brigitte Colmán – @lakolman

El otro día, pocas horas después de la fuga de los presos de la penitenciaría de Pedro Juan Caballero, una autoridad nacional, de cuyo nombre no quiero ni puedo acordarme dijo: “Está todo bajo control”.

Quizá hubo alguna persona que haya quedado tranquila con el anuncio y pudo dormir a pata suelta esa noche. Pero yo no, claro que no. Porque a la declaración sin dudas le faltó un dato, el funcionario no dijo bajo el control de quién?

En el caso del vergonzoso episodio de la fuga de 76 presos del PCC, de la cárcel de Pedro Juan, está más que claro que quienes están a cargo de la situación son los del PCC.

Ellos tienen la sartén por el mango, gracias a la corrupción de los funcionarios es cierto, pero sobre todo por culpa del Gobierno que cada vez que hay un despelote piden que se declare emergencia, pero nunca se acuerdan de resolver el problema de fondo, que es la desastrosa situación que se vive en las cárceles del país.

PCC. Los internos abandonaron el penal de Pedro Juan de lo más tranquilos; e incluso llevaron sus electrodomésticos y objetos varios que tenían en sus celdas. Todas esas cosas que hacían su vida en el penal bastante más cómoda. A diferencia de la paraguayada, que estoicamente soportaba la comida, el calor espantoso, los mosquitos y quién sabe qué cosas más.

Porque todos intuimos al menos lo que es sobrevivir en las cárceles de este país. Nuestras cárceles que son un mero depósito de personas que hicieron cosas malas, que cometieron errores, que metieron la pata, etc. y cuyo castigo es vivir en alguno de los infiernos asignados para el efecto.

El Primer Comando Capital, PCC, es una organización criminal que se formó en sus inicios, para defender los derechos de la población penitenciaria en las cárceles de Brasil. Nació en 1993 en una cárcel en el estado de São Paulo.

Por lo que se sabe, el PCC tiene un estatuto que debe ser cumplido por miembros; es una especie de lista con las reglas de la organización criminal, donde se habla de lealtad, respeto y solidaridad, entre los integrantes de la mencionada organización. También hablan de reclamar mejores condiciones en el sistema penitenciario, porque dicen que los presos sufren torturas y trato inhumano.

Una investigación financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), señala que, en menos de una década el PCC logró posicionarse como el grupo criminal más poderoso de Paraguay.

De acuerdo con la investigación, en el 2012 fueron “bautizados” los primeros paraguayos en las cárceles del país, quienes debían contar con el aval de tres “padrinos”.

El dengue. Otro de los temas del momento que también está bajo control… del mosquito, es la epidemia del dengue. Y Paraguay una vez más se está superando a sí mismo en esta horrenda historia.

“Estamos alcanzando números históricos en cantidad de casos registrados y vamos a superar las dos grandes epidemias que tuvimos en 2013 y 2016”, anunció Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud. Nosotros siempre superándonos.

El funcionario dijo asimismo que la epidemia llegó, pero que al menos se pudo haber evitado que fuera tan grande. Esta suerte de mea culpa llega un poco tarde: 15.000 notificaciones, cuatro fallecidos, lo confirman.

En el año 2013 se registraron más de 130.000 casos confirmados, y en el 2016, 2.558 se confirmaron, 70.215 probables y 100.938 febriles sospechosos. Y nosotros acá en pleno 2020 con muchas ganas de seguir rompiendo récords.

Salud Pública anunció hace unos días que la epidemia de dengue va a tener su pico mayor en febrero, o sea que, lo peor está por venir, porque además se espera que se expanda a todo el país.

Por suerte en el Paraguay todo está bajo control. Lástima que todo esté bajo el control del PCC y del Aedes aegypti.

Dejá tu comentario