País

Solucionar falta de desagüe será 15 veces más caro si se sigue aplazando

Técnico del MOPC señala que se deben intervenir nuevas urbanizaciones y grandes comercios para evitar que impermeabilicen el suelo y contribuyan al desborde de arroyos y la aparición de raudales.

La cifra de USD 4.000 millones que se precisa para regularizar la falta de desagüe pluvial en la Gran Asunción, donde también se contempla lo referente a provisión de agua potable y saneamiento, puede ser 15 veces más alta si las soluciones siguen siendo postergadas.

El arquitecto Jorge Pusineri, consultor del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), explicó que lo ideal es intervenir desde el inicio mismo del problema, que son las urbanizaciones y la construcción de grandes comercios, que impermeabilizan el suelo y contribuyen a la aparición de caudalosos raudales y el desborde de arroyos. “No tenemos esa cultura de solucionar en el inicio. Construimos una casa y toda el agua baja del techo por una canaleta y va a la calle. Ponemos pisos en el patio. Los shoppings y sus estacionamientos se impermeabilizan y con ello aumentamos la velocidad del agua. El sector privado genera el problema y se pide que el sector público lo solucione”, sentenció.

Recordó que en Asunción se tiene una legislación que data del 2017 que establece que quien genera el inconveniente lo debe solucionar.

“Urbanizamos tanto que la solución pasa por construir desagües pluviales, con enormes cañerías y solo en sitios donde podamos aquietar las aguas. En Tokio ya no tenían cómo hacerlo a cielo abierto y tuvieron que hacerlo cerrado. La idea es no llegar a eso. En Asunción hay poco espacio, pero en Gran Asunción y otras ciudades hay aún posibilidades. De lo contrario vamos a un costo 15 veces mayor al que nos costaría si lo hacemos de esa forma y hoy”, resaltó.

ITAY. Técnicos del MOPC realizaron ayer una reunión explicativa en la Junta Municipal de Asunción con concejales capitalinos y autoridades comunales de Limpio y Mariano Roque Alonso, sobre el proyecto de atenuación de inundaciones generadas por las aguas que trae consigo el caudaloso arroyo Itay, con el fin de convencer a los ediles sobre su viabilidad para su homologación.

La arquitecta Lilian Escobar, coordinadora de proyectos de Control de Cursos Hídricos y Sistemas de Drenaje Pluvial, y el ingeniero Zoilo Benítez, gerente de proyectos de agua y saneamiento, ambos del MOPC, explicaron que este plan, aparte de solucionar el drama de las crecidas, no permitirá que se sigan descargando aguas negras en el canal, asumiendo además el compromiso de responder sobre la cantidad de conexiones de la red cloacal que están en condición irregular. También dijeron que se mejorarán márgenes del arroyo, se reforestarán con 1.600 plantines de especies nativas y se dotará de más infraestructura al Parque Guasu para actividades recreativas y de esparcimiento.

Barrios afectados
El jefe de inspección de Obras de la Comuna de Roque Alonso, Lucas Maldonado, dijo que la inundación que genera el arroyo Itay en días de lluvia normal afecta a 500 familias de los barrios San Luis, San Roque, Arecayá y otros. Similar panorama se tiene en Limpio, por lo cual su intendente Carlos Palacio reclamó el apoyo de sus pares asuncenos para concretar la obra.

Dejá tu comentario