Nacionales

Sexagenario quedó atrapado por tres horas en el lodo en la Costanera

Un sexagenario quedó atrapado durante tres horas en el lodo, en medio de un cauce hídrico, en la zona baja del pantanal, en la Costanera de Asunción. El hombre tuvo que ser rescatado por agentes del Departamento de Seguridad Turística y por vecinos.

Se trata de Ceveriano Acosta Pereira (68), quien siendo las 14.20 de este miércoles fue rescatado luego de haber quedado atrapado en el lodo, en inmediaciones del cauce hídrico Antequera, detrás de la caseta municipal Data Center, en la Costanera de Asunción. El hombre fue auxiliado por agentes del Departamento de Seguridad Turística.

El sexagenario vive en el barrio San Felipe, de la ciudad de Asunción, y se desempeña como reciclador.

El suboficial segundo Ariel Brítez observó desde la altura que una persona se encontraba en medio del cauce, en la zona baja del pantanal, y le preguntó si se encontraba bien; a lo que el hombre respondió que no podía moverse ya que estaba atrapado en el lodo y tenía mucho frío.

Casi todo su cuerpo ya había ingresado en el lodo, lo que le imposibilitaba moverse y salir por sus propios medios.

Inmediatamente, el agente del Departamento de Seguridad Turística solicitó ayuda a otros uniformados y, en compañía de los vecinos de la zona, pudieron ingresar hasta donde se encontraba Ceveriano Acosta.

Posteriormente, realizaron el rescate con una cuerda, debido a que el hombre estaba en una zona a la que era casi imposible ingresar.

Una vez fuera de peligro, el hombre relató que, alrededor de las 11.00 de este miércoles, estaba recorriendo la zona cuando resbaló en el arenal, sin poder detenerse, y terminó cayendo e ingresando al pantanal, donde quedó atrapado, según el informe del Departamento de Seguridad Turística.

Contó que intentó salir, pero cada vez que lo intentaba se hundía más en el lodo, quedándose así sin fuerzas y con mucho frío, momento en que el suboficial Ariel Brítez lo vio y pudieron rescatarlo.

El hombre fue trasladado hasta su domicilio, donde se pudo cambiar de ropa y, ya fuera de peligro, agradeció a los intervinientes por rescatarlo y llevarlo hasta su hogar.

Dejá tu comentario