21 jul. 2024

Serpaj responsabiliza por muerte de agricultor a alianza entre agroganadera, policía y jueces

El Serpaj lamentó la muerte del joven agricultor que ocurrió este miércoles, en coincidencia con el décimo aniversario de la masacre de Curuguaty. Responsabiliza el fatal procedimiento a un modelo criminal de alianza entre la agroganadera, policía y jueces.

EnfrentamientoPM.jpeg

Momento del enfrentamiento de policías y campesinos en Itapúa.

Foto: Captura de pantalla.

A través de un comunicado, el Servicio Paz y Justicia en Paraguay (Serpaj) manifestó que el modelo criminal que ocasionó la muerte de 11 campesinos y seis policías, en la masacre de Curuguaty, sigue impune y una muestra de ello es la muerte de Édgar Centurión, joven agricultor, quien falleció este miércoles de 21 balazos en otro enfrentamiento entre policías y campesinos, dado esta vez en Itapúa.

El médico forense del Ministerio Público confirmó que el joven de 29 años acusó 21 orificios de entrada y salida de bala en varias partes del cuerpo.

Serpaj compartió el testimonio de un dirigente de la zona, quien relató que el problema de la tierra nace en el 2012, cuando se produjo el desalojo de un asentamiento campesino (de nombre Primero de Mayo) que se había instalado en el lugar en el 2002.

Nota relacionada: Investigarán “la realidad de los hechos” tras enfrentamiento en Itapúa

Sin embargo, posterior al desalojo se reocupó el predio, y en los últimos años al problema de la tierra se sumó la agroganadera Kuma, que pretende apoderarse de esas tierras. Según los datos, semanas atrás también hubo un desalojo, pero la gente volvió a ingresar. Son aproximadamente 80 familias las que reclaman un lugar donde vivir.

“De esta forma, el modelo criminal que combina una letal alianza entre agroganadera, policía y jueces —esta alianza que ya fue identificada en el Informe Chokokue, Codehupy, 2007— sigue vigente en su impunidad”, lamenta la organización.

Señalan que a una década de la masacre de Marina Kue, los 21 orificios de bala en el cuerpo de Édgar Centurión, “definen cruelmente lo que aún nos resta para que la vigencia de los derechos humanos se constituya en una realidad cotidiana para las organizaciones campesinas”.

Nota relacionada: Campesino fallecido en Edelira presentó 21 balazos

“Es tarea y responsabilidad del Estado garantizar la vida digna en los territorios campesinos y el asesinato de Édgar Centurión no debe sumarse a la lista de los criminales hechos impunes en el marco de la lucha por la tierra en Paraguay”, reclaman en el texto.

El médico forense Gustavo Cabrera informó que el cuerpo del fallecido presentaba 21 balazos, que los recibió durante enfrentamiento entre un grupo de campesinos y la Policía Nacional en Itapúa.

En ese mismo lugar, la semana pasada, se realizó un desalojo por orden judicial y el establecimiento, donde estaban realizando trabajos de reparación de suelo y de siembra, quedó con cobertura policial. El Ministerio del Interior informó que se está determinando de dónde provinieron los disparos que acabaron con la vida del joven.

Más contenido de esta sección
Más de 300 personas fueron asistidas en una jornada de atención médica extra mural en la colonia Paso Real, Curuguaty, Departamento de Canindeyú. La actividad fue organizada por la 14ª Región Sanitaria.
La 18ª edición de las Jornadas de Jóvenes Investigadores de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) se celebrará desde el 23 al 25 de julio en el campus de San Lorenzo. Un total de 218 trabajos de investigación serán presentados por los jóvenes de diferentes facultades.
El club Mbiguá realizó la tradicional fiesta de San Juan el último sábado y contó con un enorme Judas kái, el cual representó al intendente de Asunción, Óscar Nenecho Rodríguez. Arqueros, con sus flechas encendidas en las puntas, le prendieron fuego a la estructura que contó con 10 metros de altura.
Un operativo de policías de frontera de Brasil arrojó la incautación de 12.500 paquetes de cigarrillos de supuesto contrabando, procedentes de Paraguay. Un compatriota quedó detenido.
El historiador y escritor argentino Felipe Pigna abordó un programa sobre Paraguay y lo recordó como la potencia en América del Sur en 1860. Mencionó que su prosperidad molestó tanto a otros países, a tal punto que lo llevaron a una guerra contra la Triple Alianza.
Un agente policial fuera de servicio logró abatir a un presunto sicario, quien ingresó al interior de una bodega para acabar con la vida de un brasileño.