Política

Puerto clandestino en reserva de Itaipú funciona con total impunidad

Embarcadero de camiones, presumiblemente con soja, funciona en reserva de la binacional hace aproximadamente 20 años. Aduanas desconoce el puerto y dice que Armada debe intervenir.

Las estrictas políticas de cuidado a sus reservas naturales que argumenta la Itaipú Binacional contra los indígenas Avá Guaraní, no se aplican en lo absoluto a las actividades ilícitas que se dan en su área protegida.

Un ejemplo claro de esto es el puerto clandestino que funciona, hace por los menos unos 20 años, en la reserva Limoy de Itaipú, la misma donde acampa bajo amenaza de desalojo la comunidad Sauce, que reclama sus tierras ancestrales expropiadas en 1982 por la hidroeléctrica.

Este puerto clandestino fue identificado por el monitoreo satelital del equipo de investigación de ÚH, y es uno de los más de 250 que existen entre ambas márgenes del río Paraná (Lago Itaipú), en Paraguay y Brasil.

Las imágenes muestran actividad en este puerto por lo menos desde el año 2000, aunque probablemente funciones desde muchos años antes, sin que la binacional intervenga para proteger la reserva, tal como ahora lo hace contra los nativos.

Como se ve en la foto satelital, el movimiento es intenso, ya que por lo menos se ven unos diez camiones grandes que van embarcando en una plataforma flotante que es arrastrada por un buque.

El ingreso a este puerto clandestino, ubicado en medio de la reserva natural más grande de la entidad binacional, se da a través de propiedad privada de productores de soja.

Según los datos del Servicio Nacional de Catastro, la propiedad desde donde se ingresa a dicho puerto clandestino y que utiliza el monte para camuflarse, es la finca 2339 de San Alberto, Alto Paraná, y figura a nombre de Marli de Lima de Bueno, presumiblemente ciudadana de origen brasileño.

COMBATE. El director de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), Julio Fernández, y miembros de su equipo, pudieron observar el hallazgo del equipo de investigación de ÚH, mostrándose tan sorprendidos como nosotros cuando descubrimos este puerto clandestino.

Respecto a si este puerto cuenta con algún tipo de permiso de Aduanas, señalaron que no es un lugar adecuado para tal y que definitivamente sería una actividad ilícita.

Detallaron que, en la zona, la salida de embarcaciones rumbo al Brasil se da por el Puesto de Control - Resguardo ubicado en Puerto Indio, y que el despacho se realiza en el Puerto Santa Helena, en el lado brasileño, donde funciona un puesto de administración de Aduanas.

Si bien Aduanas participó intensamente en los últimos operativos de lucha contra el contrabando en la zona de Itaipú, especialmente en Salto del Guairá, detallaron que la competencia de intervenir contra delitos de este tipo, hasta dentro de 55 metros de playa, es de la Prefectura General Naval, de la Armada Paraguaya, según lo establece la vigente Ley 928/27.

Embed

Dejá tu comentario