Interior

Puente y camino están intransitables en Puerto La Esperanza

 

La situación vial de la comunidad de Puerto La Esperanza (ex Sastre), Departamento de Alto Paraguay, está en estado calamitoso. Los más de 400 milímetros de lluvia en noviembre fueron suficiente para dejar inundado el camino y el puente Loma Clavel que fue rebasado por el repunte de agua que hizo rebosar un riacho.

Adolfo Barrios, poblador de la localidad, lamentó la caótica situación que somete a los habitantes, ya que en el periodo de gobierno anterior figura más de 2.000 millones destinados en la construcción del puente Clavel que fue una obra inconclusa.

Para cruzar el camino hace falta una canoa y un tractor y para llegar hasta la localidad. El único medio es el barco, ya que la ruta es imposible de pasar. Esto empeoró con las últimas lluvias caídas y deja aislada la población perteneciente al distrito de Carmelo Peralta.

Para que se repare de nuevo no existe otra alternativa, y se debe esperar que pase la temporada de precipitaciones para realizar algunas mejoras.

La comunidad chaqueña queda a unos 650 kilómetros de Asunción y al igual que Bahía Negra está aislada por vía terrestre, solamente en barco se llega con seguridad a estos lugares. Son situaciones reiterativas en el Alto Paraguay.

El puente Loma Clavel, de unos 30 metros de longitud, fue adjudicado en el 2016 por un costo total de G. 2.587.165.100 las estructuras que se llegaron a montar fueron dos travesaños, pero se dejó a la deriva todo el trabajo.

La empresa AR Constructora es la que se adjudicó con la obra, alegaba siempre que por cuestiones de lluvias no pudieron avanzar con la obra.

El actual gobernador José Domingo Adorno mencionó que esta empresa ya recibió unos 1.800 millones en la anterior administración, volvieron a renegociar para que continúe la construcción hasta que culmine y hacer una inauguración como se debe. Sin embargo volvieron a tropezar con la temporada de precipitaciones y aún no se pudo avanzar. En octubre pasado se notaba el estado calamitoso de la pasarela de madera, y ahora está bajo agua después de las grandes lluvias. (A.M.)

Dejá tu comentario