24 abr. 2024

Policía fugado en Tacumbú: Sospechoso de un extraño crimen que aún no fue resuelto

El Ministerio Público aún se encuentra investigando el crimen que tiene como principal sospechoso al suboficial Oliver Daniel Lezcano, que habría acabado con la vida del militar de la Fuerza Aérea Líder Javier Ríos Cañete, en enero de este año. A casi nueve meses del hecho, no se tienen condenados ni el trasfondo del hecho.

Militar desaparecido.jpg

Procedimiento policial tras el hallazgo del cuerpo del militar Líder Javier Ríos, en Asunción.

Foto: Archivo ÚH

El militar de la Fuerza Aérea desapareció el pasado 12 de enero; fue visto por última vez cuando realizaba un viaje como conductor de la plataforma Bolt, actividad a la que se dedicaba en sus ratos libres.

Militar desaparecido2.jpg

El suboficial Oliver Daniel Lezcano, supuesto autor del crimen.

Foto: Archivo ÚH

Nota relacionada:Un policía es detenido por muerte de militar que estaba desaparecido

Cuando el militar estaba desaparecido, sus familiares y algunos camaradas fueron a recorrer la zona donde se reportó su último viaje en la plataforma. Hablando con vecinos recabaron pistas y llegaron hasta un taller donde fueron recibidos por el suboficial Oliver Lezcano y su esposa Ada Ruiz Díaz de Lezcano, que afirmaron no saber nada del tema y recomendaron a los parientes del militar que hagan la denuncia en la comisaría.

Días después fue hallado el cuerpo de Líder Ríos en la zona del club Mbiguá, en Asunción. También hallaron su vehículo en el barrio San Vicente y se detuvo al suboficial Oliver Daniel Lezcano como principal sospechoso y a su esposa Ada Ruiz Díaz de Lezcano, como presunta cómplice. Ambos fueron imputados por homicidio doloso.

Lea más:“Estoy vivo y no fui descuartizado”, dice policía fugado en video difundido por presos

Cámaras de seguridad captaron a ambos en la escena del crimen, y también habrían lavado el vehículo del suboficial fallecido. Sin embargo, mediante el peritaje y la técnica de luminol se hallaron manchas de sangre y restos biológicos en el auto.

Zulma Ríos, hermana del militar fallecido, manifestó a los medios de comunicación que Líder, durante la cena de Navidad, llegó a hablar con insistencia, en el seno familiar, de la existencia de un amigo policía que tenía mucho dinero y que próximamente sería su socio en algún negocio. Aparentemente, se trataba de artículos traídos desde el Brasil y por ello tendría que realizar viajes frecuentes a este país.

Hasta el momento, los investigadores no brindaron mayores detalles acerca del trasfondo del hecho.

Fue ejecutado

Luego del hallazgo del cuerpo del militar, sus restos fueron llevados a la Morgue Judicial donde se practicó la autopsia. Los médicos forenses determinaron que el uniformado fue ejecutado de un disparo.

Fuentes del procedimiento indicaron que el cuerpo tenía una herida de bala a la altura de la oreja derecha. El trabajo de los profesionales se dificultó porque el cadáver estaba en estado de putrefacción y cubierto de cal utilizado para construcciones.

Más contenido de esta sección
Periodistas acreditados a la Cámara de Diputados solicitaron al presidente Raúl Latorre la expulsión del legislador Yamil Esgaib, quien de nuevo protagonizó un episodio violento contra dos comunicadoras.
Más de 100 toneladas de marihuana fueron destruidas en el primer día del operativo Arambé II en Canindeyú.
La abogada Alejandra Peralta Merlo señaló que el diputado Yamil Esgaib debe ser suspendido por sus colegas tras la agresión a dos periodistas. Señaló que no se trata de un hecho aislado y que se enmarca en un caso más de violencia de género.
La Dirección de Meteorología reportó un acumulado de más de 100 milímetros de agua en Asunción, Central y Caaguazú, zonas donde se registraron mayores precipitaciones. Aún se prevén lluvias para este miércoles y hasta la mañana del jueves.
Agentes de la Senad, durante un allanamiento en Ciudad del Este, se incautaron de dos toneladas de marihuana y detuvieron a tres personas. Se presume que la droga tenía como destino Brasil.
Un Tribunal de Sentencia condenó a Patricia Samudio, ex titular de Petropar, a cuatro años de cárcel y a su esposo, José Costa Perdomo, a tres años y nueve meses de prisión por lesión de confianza. Los jueces concluyeron que ambos fueron responsables de un perjuicio de G. 346 millones.