Política

Para los brasileños, Cartes marcaba hoja de ruta de su hermano del alma

El Ministerio Público brasileño maneja altas sospechas de que el ex presidente de la República Horacio Cartes era una suerte de estratega de su amigo Dario Messer, a quien –según la investigación– marcaba la hoja de ruta en su actuar con la Justicia.

Esto se desprende luego de que autoridades del vecino país detectaran tres formas de comunicación entre Messer y Cartes: A través de una carta, vía telefónica y con la ayuda de intermediarios.

CARTA

El primer contacto entre ellos, según afirman desde Brasil, se dio el 27 de junio de 2018, cuando el doleiro brasileño envió una carta a su amigo, en la que le solicita 500.000 dólares para gastos legales, que deberían ser entregados a un amigo en común: Roque Silveira. Messer deja claro que el dinero es para una primera etapa y que pasado este tiempo iba a seguir requiriendo de su “apoyo habitual”.

MENSAJES

Los que están detrás del caso también habrían descubierto otras de las formas de comunicación, que supuestamente se dieron a través de mensajes de la aplicación WhatsApp, donde afirman que Messer se comunicaba con su amigo, al que tenía agendado con el nombre de Rei.

Las autoridades verificaron la conversación y, según ellos, determinaron que pertenece al ex presidente, que ostenta en la foto de perfil una imagen con el papa Francisco, donde ambos están sonrientes frente a una reproducción de la Virgen de Caacupé, patrona del Paraguay.

“Buen día, Patrón”, escribe el brasileño que luego recibe una escueta respuesta de su amigo, que le responde con un cortante “hola”. Es allí, según una captura de pantalla que manejan los intervinientes, que el entonces fugitivo pregunta cuándo podrían hablar. “Dame tiempo hasta el lunes para tener otra opción de comunicación”, le responden del número que sería de Cartes. La breve charla se habría dado el 20 de setiembre de 2018, un mes después de que Horacio Cartes dejara la presidencia.

INTERMEDIARIO

Las autoridades concluyeron con esto que el ex presidente se empeñaba mucho en no dejar vestigios de ninguna conversación y por esto Messer habría recurrido a la ayuda de intermediarios para que lleven y traigan los mensajes.

Uno de los modos utilizados era que una vez reunidos Silveira y el ex mandatario, el primero llamaba a Messer desde su teléfono para que pudieran conversar.

Otra modalidad aplicada por el empresario de frontera supuestamente era que llevaba y traía los mensajes.

En una de las capturas se puede ver cómo Roque Silveira, empresario de frontera, supuestamente recibe instrucciones del político colorado para luego transmitir al que en ese momento estaba prófugo de la Justicia.

En otra captura de pantalla con la que cuenta la Procuraduría se puede leer que Silveira, cuyo número telefónico era guardado con el nombre de “Judeuzinho”, explica a Messer que estuvo hablando con su amigo del alma y que este le aconsejó que espere hasta después del 15 de agosto de 2018 para presentarse ante la Justicia.

CONFIANZA

De acuerdo con la investigación, Dario Messer decidió cumplir con la solicitud de su “hermano” porque sería importante para “el futuro de todo”.

Judeuzinho también indica a Messer, que en ese entonces ya estaba con intenciones de entregarse, que espere un tiempo, que él ya está buscando un departamento para una eventual prisión domiciliaria, que sería en un lugar estratégico, cerca de una comisaría, a lo que el hombre dice: “Haré eso si vos y Horacio están de acuerdo”.

Esto, para los investigadores, revela la plena confianza que Dario tenía tanto en Silveira como en Cartes, a tal punto de seguir sus consejos.

A esta conclusión llegan luego de darse dos consecuencias importantes luego de las conversaciones.

Uno es que el plan inicial de Messer de rendirse a las autoridades paraguayas bajo el compromiso de pagar para no ser extraditado a Brasil fue abortado; y otro, que los intervinientes están en condiciones de afirmar que el ex presidente habría otorgado los 500.000 dólares que le pidió su amigo.

Otras comunicaciones se habrían dado por intermedio de Julio Messer, hermano de Dario, que vive en Nueva York y que habría venido a Asunción para hablar con el líder de Honor Colorado.

Embed

CONTACTO. Para investigadores, hubo contactos vía telefónica, cartas y a través de intermediarios.

APOYO. Messer no solo habría recibido ayuda económica, sino consejos para no entregarse.

Embed

Cartes suelto es un riesgo para el orden público, afirman

En sus argumentaciones para justificar el pedido de prisión preventiva contra el empresario y ex presidente de la República, los investigadores brasileños señalan que es vital la prisión de Cartes, para evitar que siga apoyando al supuesto esquema de organización criminal.

“No hace falta hacer mucho esfuerzo para concluir que Horacio Cartes, estando suelto, continuará siendo un riesgo para el orden público, ya que incluso como presidente de la República se mantuvo en línea con organizaciones criminales brasiguayas”, dice parte del documento en el que trabajaron las autoridades del vecino país.

Para ellos, Horacio Cartes, con todas las argumentaciones que se hicieron en su contra, estaría sujeto a las sanciones del artículo 2 de la Ley Nº 12850/2013 que castiga a las personas que promueven, constituyen financiando o integrando una organización criminal.

A los procuradores brasileños les llamó mucho la atención cómo un presidente en funciones pudo entregar una suma millonaria a un hombre que estaba prófugo de la Justicia y que estaba escondido en su propio país, por lo que lo consideran un peligro.

Para la Justicia brasileña, el ex mandatario, con el gran poder económico y político que posee, podía interferir.

En el documento también hacen mención al desprecio que supuestamente Cartes tiene hacia las autoridades constituidas en el país por “integrar y financiar una organización criminal brasileña con tentáculos profundos en Paraguay”.

Mencionan fuentes abiertas para determinar que los supuestos negocios entre Dario Messer y Horacio Cartes incluyen el lavado de dinero proveniente del tráfico de drogas en la Triple Frontera, que –según la investigación– ya estaban siendo monitoreados por diferentes agencias norteamericanas.

El documento habla también que para tratar este caso, incluso, se realizó una reunión de 24 agentes de los Estados Unidos, en diciembre del año 2009. Los uniformados pertenecen a departamentos como antidrogas, control de lavado de dinero, control de armas y otros.

Fiscala mencionó que informe no era relevante

La fiscala anticorrupción Liliana Alcaraz mencionó que el informe presentado por la Comisión Bicameral de Investigación sobre lavado de dinero y delitos conexos atribuidos a Dario Messer no era determinante ni relevante para la investigación penal. Además, indicó que dicho documento no aportó hechos resaltantes ni evidencias nuevas. La Comisión, integrada por seis legisladores en abril pasado, ya había remitido la documentación a la Fiscalía con la sugerencia de investigar a 17 personas, entre ellas al ex presidente de la República Horacio Cartes.

Dejá tu comentario