Economía

Pandemia complica empleo de los paraguayos en España

 

El sueño de trabajar en España terminó por convertirse en una pesadilla para muchos paraguayos. A las dificultades que ya se presentaban para el ingreso al país y la inserción al mercado laboral formal, se sumó el estallido de la pandemia de Covid-19 y las expectativas a corto plazo para el sector que más emplea a los compatriotas no son alentadoras.

El rubro de hostelería (restaurantes, bares, cafeterías y pubs) es uno de los más afectados por las medidas de confinamiento que rigen en España –al igual que en gran parte del mundo– desde hace dos meses, lo que genera un aumento del desempleo en el país e incrementa la vulnerabilidad de los paraguayos que luchan por el sustento diario.

Salvador Meden, cónsul general de Paraguay en Barcelona, explicó que si bien el encierro en España está empezando a ser ligeramente menos riguroso en las últimas semanas, se está permitiendo la salida de personas a la calle solo en ciertas franjas horarias, lo que no implica que se pueda volver a trabajar.

“Hay determinados negocios nada más, determinados lugares que pueden abrir y de forma muy limitada; por ejemplo, a la peluquería puede ir una persona a ser atendida, solo con cita previa y guardando un montón de cuidados, distancia sanitaria, etc.”, relató el diplomático a ÚH desde la capital de la región de Cataluña.

Detalló que la relajación del confinamiento en este país se dirige a paseos de esparcimiento y práctica de deportes, para niños, adultos y adultos mayores, pero con un estado de alarma que continúa y se extenderá por dos semanas más, sin que exista aún una flexibilización laboral.

“La situación de precariedad y vulnerabilidad de nuestros compatriotas va a continuar; estamos recibiendo llamadas en el Consulado más que otras veces, se está agudizando más porque ya se llevan semanas acumuladas de padecer esta situación”, agregó.

La “nueva normalidad”. En cuanto a las perspectivas para el sector de hostelería, donde se calcula que se emplea alrededor del 70% de los paraguayos en Madrid, Meden consideró que todavía tardará en reactivarse y que cuando esto se dé, se deberá someter a varias restricciones. En el caso de los restaurantes, se espera que tengan que abrir con limitaciones en su capacidad de recepción de clientes y entre los propietarios se habla de que algunos inclusive optarán por no abrir, debido a que no se compensarán los costos.

“Tampoco contratarán a tanta gente a la hora de abrir, porque ya no trabajarán como antes; esto puede durar mucho tiempo, puede llegar hasta fin de año, el empleo se resentirá y los connacionales padecerán esta situación, que también padecen los españoles”, aseveró.

El cónsul recordó que las medidas de protección social como el seguro de desempleo cubren solo a los paraguayos que trabajan de manera legal, motivo por el cual una parte importante de los 90.000 compatriotas que residen en este país se encuentran totalmente desamparados.

En el caso de las personas que se dedican al cuidado de adultos mayores –principalmente mujeres–, especificó que no se dio una pérdida masiva de empleos, ya que viven en las casas de sus empleadores y continúan en su oficio. La situación es diferente con quienes se emplean en el trabajo doméstico, ya que aquí se rigen más bien por un sistema de visitas ocasionales a los domicilios donde prestan servicios, con pagos por horas. “Como los desplazamientos no se podían hacer, la gente prescindió de eso (del trabajo doméstico). Cuando pase todo, podrán retomar o no sus trabajos; las personas que sean un poco más solidarias podrían pagar por internet a sus empleadas domésticas, pero no siempre es así”, expresó.

Meden informó que las modalidades de ayuda a compatriotas vulnerables consisten en atender con sumas de dinero a los que ya no tienen qué comer o sufren una enfermedad grave; acudir a comedores y albergues o recurrir a las asociaciones de paraguayos residentes.

Dejá tu comentario