Política

Ollas populares y Pytyvõ son señales de falta de planes

 

La crisis económica y el hartazgo ciudadano encuentran a los líderes del Gobierno sin una estrategia de crecimiento que los obligan a optar, como los mismos colorados admitieron por soluciones parches.

La ineficiencia de las autoridades acogotó al sector trabajador y provocó manifestaciones en varias partes del país, la más explosiva en Ciudad del Este, que demostró que lo único que desde el Estado se puede ofrecer son medidas asistencialistas como es el programa Pytyvõ 2.0, y, la más cuestionada, la organización de ollas populares, que fueron iniciativas barriales para paliar el hambre, pero que luego dirigentes políticos adoptaron, en muchos casos, hasta como obras de Gobierno, populismos y proselitismo.

Diputados opositores cuestionaron la falta de un plan de desarrollo y soluciones definitivas. Kattya González, del Encuentro Nacional, se refirió a Pytyvõ como “migajas para los pobres”. En tanto que la liberal Celeste Amarilla calificó a las ollas populares como una señal de ineficiencia del Estado.

“Las ollas populares son consecuencia del fracaso y de la inoperancia de un Gobierno, no sinónimo de patriotismo, señor presidente”, sentenció.

Hasta el oficialista Ramón Romero Roa se quejó de la falta de planificación de parte del Gobierno y acotó que Pytyvõ es una acción parche que no soluciona el problema. En el mismo sentido se pronunció Justo Zacarías pero opinó que en este momento no hay otra cosa que hacer.

El diputado del movimiento Honor Colorado, Derlis Maidana, reconoció que la clase política no actuó a tiempo en las zonas de frontera, donde existe una generación de aproximadamente 200.000 empleos formales “y otros miles en la informalidad” que esperan una oportunidad.

“Desde la clase política debemos asumir nuestras responsabilidades, tal vez no dimos la importancia debida a las zonas fronterizas y hoy están pasando una situación muy difícil”, expresó.

Admitió que desde su función como legisladores “no todo se hizo bien” pero que igualmente se debe apoyar al Ejecutivo en la asistencia a los ciudadanos.

“Mientras tanto logremos un modelo de desarrollo para Ciudad del Este, Saltos, Pedro Juan Caballero, y otras”, señaló.

Intendentes y gobernadores, así como ministros y legisladores, se abanderaron con las ollas populares que publican en fotos a través de sus redes sociales.

de urgencia. El proyecto Pytyvõ 2.0 se trató en tiempo récord tras el estallido en Ciudad del Este. El Senado lo aprobó el jueves, el viernes sancionó la Cámara de Diputados y ayer ya fue promulgada y reglamentada la ley por el presidente Mario Abdo Benítez a fin de bajar la crispación que está generando la crisis por la pandemia. En cuanto a las ollas populares, el Senado tratará esta semana un proyecto de ley que buscará destinar G. 25.000 millones de la Ley de Emergencia para comprar insumos para las ollas populares. La propuesta es para apoyar la asistencia en los barrios.


Como clase política debemos asumir nuestra responsabilidad, no dimos debida importancia a la frontera.
Derlis Maidana,
diputado colorado.

Ollas populares son consecuencia del fracaso e inoperancia del Gobierno, no sinónimo de patriotismo.
Celeste Amarilla,
diputada liberal.

Dejá tu comentario