Política

“Las FFAA están a expensas de las ambiciones de los políticos”

El analista Horacio Galeano Perrone sostiene que las Fuerzas Armadas necesitan más equipamientos y deben tener mayor reacción para ayudar a luchar contra el crimen organizado. Está de acuerdo con la reincorporación de Velázquez.

Patricia VargasPor Patricia Vargas

El experto en temas castrenses Horacio Galeano Perrone hizo un análisis sobre la situación actual de las Fuerzas Armadas (FFAA). Habló de cómo se manejó la institución en el gobierno de Horacio Cartes y también de las últimas decisiones del presidente Mario Abdo Benítez.

–¿Qué dice acerca de cómo el gobierno anterior manejó las Fuerzas Armadas?

–Los criterios del ex presidente Horacio Cartes se dieron en medio del desconocimiento, porque él no conocía el tema de las FFAA y, en consecuencia, quien debía de asesorarle era el ministro de Defensa y eso nunca pasó. El que manejaba ese espacio vacío en las Fuerzas Armadas y Fuerzas Militares se llamaba Darío Filártiga (dirigente colorado que fungía de asesor político). Cuando se producen incidentes lo sacan del Ejército al general Derlis Cáceres (hermano del entonces diputado de Añetete Mario Cáceres). Cuando se oficializa la candidatura de Hugo Velázquez como vicepresidente de Mario Abdo castigan a su hermano, el vicealmirante Carlos Velázquez, a quien por antigüedad le correspondía la comandancia de la Armada. Con mucha dignidad Velázquez pide su pase a retiro (y ahora fue reincorporado y designado comandante de la Armada).

–¿Pero acaso el comandante en jefe no tiene la potestad de definir quiénes serán sus comandantes?

–Claro que sí tiene, pero en cualquier país civilizado el presidente debe respetar la foja de servicio y antigüedad de los militares. No es que puede hacer lo que quiere y abusar de su poder. En ese momento correspondía que Velázquez sea comandante de la Armada, pero en vez de él fue puesto en la comandancia un capitán que estaba con permiso ocupando un cargo en la Itaipú en el gobierno (de Cartes). Lo reincorporaron a la Armada y lo ascendieron. Cuando el ex comandante de las FFMM Hugo Scolari deja la Armada debía ser Velázquez su sucesor.

–¿En ese momento dónde estaba Velázquez?

–En el Instituto de Altos Estudios Estratégicos (IAEE) y, por una cuestión de dignidad, decidió pedir su pase a retiro, porque el cartismo les tenía marcados a Cáceres y a Velázquez. En la historia del Paraguay, el capitán José Félix Estigarribia estuvo a disposición luego de una revuelta. El general Alfredo Stroessner estuvo a disposición en el 48, y fue reincorporado luego del golpe y vuelve. Te puedo dar otros 20 ejemplos de casos de reincorporación. Es correcto que Abdo tome esa decisión, que es una cuestión reglamentaria histórica y jurídica.

–¿Es verdad que la vuelta de Velázquez no permitirá que otros militares asciendan?

–No es cierto. Uno o dos los que no serán comandantes.

–¿Qué debe cambiar en las FFAA?

–Las Fuerzas Armadas deben rectificar errores que cometen los políticos, porque las FFAA están a expensas de las ambiciones de los políticos y por eso Cáceres y Velázquez perdieron sus carreras.

–¿Qué debe hacer Abdo Benítez?

–Acá ya se agotó la discusión de la reforma de las FFAA, porque pasan periodos y nunca hubo ninguna reforma. Ahora lo que urgentemente se debe hacer es equipar la institución para estar a la altura de Sudamérica.

–¿Pero no le parece que hoy el Estado tiene otras prioridades?

–Es que todo es prioridad. Las prioridades deben ser integrales. No se pueden establecer por parte. Eligio Ayala equipó al país de una sola vez. Es una falacia de que no se puede hacer todo el desarrollo de forma integral.

–¿No se puede plantear tener por ejemplo menos generales a nivel país?

–Podemos, pero no podemos estar al lado de Brasil y Bolivia que tienen unas Fuerzas Armadas más fortalecidas que nunca. Eso debe preocuparnos y no podemos estar mirando la luna. ¿Dónde se instala el crimen organizado? El sistema de seguridad está degradado.

–¿Pero la seguridad interna acaso no está a cargo de la Policía?

–Si la Defensa Nacional no está fuerte, si no se controla el espacio aéreo y no se controla la frontera, la Policía no podrá luchar contra el crimen organizado. ¿Cómo vas a ser periodista si no tenés móvil y hoja para escribir?

–¿Qué es lo más pronto que se debe reorganizar en las FFAA?

–Por ejemplo, las unidades de Ciudad del Este y Canindeyú deben ser de empleo inmediato y ligero para poder actuar en situaciones como en el asalto de Prosegur (cuando delincuentes tomaron la ciudad). No hay empleo inmediato actualmente. Hoy las tropas especiales del Ejército y el Regimiento Escolta Presidencial son los únicos de empleo inmediato. La Agrupación Especializada es la mejor unidad dentro de la Policía, son los que tienen la mayor respuesta y es por eso que no creo que ningún bandido se anime a tomar el sitio tal como se dijo en los días pasados.

–¿Si esas unidades militares eran de empleo inmediato, el presidente podía haber ordenado que actúen en el caso Prosegur?

–Inmediatamente el presidente podía ordenar eso.

–¿Y el liderazgo en las FFAA cómo lo ve?

–Debe haber liderazgo institucional, el poder político debe confiar en los líderes militares.

–¿Qué opina del ministro de Defensa, Bernardino Soto?

–No tengo opinión.

–¿No es líder Soto?

–No tengo opinión, paso.

–¿Qué opina de la forma que hoy se plantea el servicio militar?

–El servicio militar se plantea mal, porque así como lo hacen no tendrán más gente. Se debe reformular el incentivo y ahí la gente se acercará. Con amenazar, con castigar, como era el modelo antiguo, ya no van a conseguir. La gente ya no tiene miedo, hay cantidad de modelos que podemos copiar de afuera como los casos de Chile y Uruguay, donde la gente sí quiere hacer el servicio.

Dejá tu comentario