25 feb. 2024

La demora en puerto uruguayo ya costó G. 100.000 millones al Fisco

Director de Ingresos Tributarios dijo que demoras en puerto de Montevideo se vienen registrando desde hace tiempo y que la situación ya afectó recaudación de la DNIT en noviembre pasado.

Embarcaciones con demora en el Puerto de Montevideo_Embarcaciones2_48454820.jpg

Preocupación. El conflicto dado en Montevideo está impactando también en nuestro país.

El desacuerdo que existe actualmente entre sindicatos y el sector privado en el Puerto de Montevideo (Uruguay) y que origina notorias demoras a embarcaciones paraguayas afecta no solo la dinámica de las importaciones y exportaciones de nuestro país, sino también las recaudaciones del Estado, según explicó Óscar Orué, titular de la Dirección Nacional de Ingresos Tributarios (DNIT).

El alto funcionario señaló que la situación se viene evidenciando desde hace un tiempo y que el tema ya tuvo su impacto en materia de ingresos, que proyecta mantenerse en la medida que el conflicto se prolongue. “Son varios meses que tenemos el reporte de lentitud en la recepción de los contenedores (...) en este mes de noviembre cerramos en positivo la recaudación (de la DNIT), pero no en la expectativa que teníamos, porque era mayor a 10% lo que teníamos que haber tenido superávit, y solo tuvimos 7%”, manifestó.

UHECO20231203-012a,ph01_1881_48478219.jpg

Óscar Orué

Esto representaría un monto de alrededor de G. 100.000 millones, como mínimo, estimó. Con relación a las gestiones que viene haciendo el Gobierno paraguayo, comentó que la Cancillería actualmente está en tratativas con las autoridades uruguayas, pero que por el momento no hay ningún tipo de compromiso asumido o decisión que se haya tomado para facilitar el tránsito de buques fluviales.

estratégico. Orué comentó que el puerto uruguayo es un punto estratégico dentro del circuito del comercio exterior de nuestro país, por lo cual se entiende la preocupación que genera el asunto también en el sector privado. “Esto golpea a la economía y a los importadores principalmente por la demora en la recepción de buques y contenedores, a consecuencia de las huelgas en los puertos privados (...) lamentamos la situación, pero escapa de las posibilidades del Gobierno paraguayo. Se está dialogando para destrabar”, indicó.

Cabe recordar que según los datos que fueron dados a conocer por gremios paraguayos, se tienen al menos 13 embarcaciones inmovilizadas con 5.000 contenedores destinados a la exportación, entre los cuales se destacan productos cárnicos, arroz y otros que requieren de un riguroso tratamiento y que corren serios riesgos de perderse. En un comunicado emitido días atrás, se calificó el escenario como “grave y crítico”, generando “un fuerte impacto en la cadena de suministros para nuestro país donde la totalidad de la flota de bandera paraguaya” está afectada.

Se agregó que la situación mantiene en vilo a la comunidad naviera, importadores, productores y exportadores. Las pérdidas superan los 200.000 USD por día, subrayaron fuentes gremiales.

La Cancillería intercede en busca de una solución

El Ministerio de Relaciones Exteriores intercede ante el Gobierno uruguayo en busca de una solución a las demoras a las que son sometidas las embarcaciones paraguayas en el puerto de Montevideo, afectando las importaciones y exportaciones del país. El inconveniente se da debido a un desacuerdo entre sindicatos y el sector privado en el puerto.

“La ministra Patricia Frutos es quien encamina las gestiones a través de la embajada de Uruguay. Si bien se trata de un conflicto interno, se está viendo qué hacer”, dijo a ÚH el presidente del Centro de Armadores Fluviales y Marítimos del Paraguay, Raúl Valdez. Desde agosto pasado los obreros terminales y operadores están en disputa por cuestiones salariales con el sector privado uruguayo.

Más contenido de esta sección
Desempleada y sin oportunidades laborales, Nathalia Mendoza decidió elevar a un nivel superior sus dulces y empezar a emprender para sobrevivir en pandemia. Hoy, tiene una fábrica montada.
Gran parte de la población económicamente activa del país (PEA) opera en el marco de la informalidad y, por ende, no figura como cotizante del Instituto de Previsión Social (IPS).
Inspirado en un innovador proyecto que se lleva a cabo en Centroamérica, Paraguay busca la ayuda del BID para idear mejoras en sus pasos fronterizos. Foco se establece en límites con Brasil.
Cinco consorcios buscan quedarse con uno de los cinco lotes para la ampliación de la ruta PY01. Empresas que las conforman son las habituales ganadoras de licitaciones públicas del MOPC.