País

IPS, sin antigripales ni jarabes en pleno auge de cuadros respiratorios

Asegurados denuncian que tras consultar salen de la previsional con las manos vacías. Ente promete proveer desde hoy. Una paciente contó que le pidieron hasta pila alcalina para estudio cardiológico.  

A María Recalde le empezó a doler la garganta en la noche del domingo. El lunes se intensificaron los síntomas gripales, por lo que decidió ir a urgencias de la Clínica Boquerón del Instituto de Previsión Social (IPS), pero ante la gran cantidad de enfermos desistió de la idea y prefirió acudir a una clínica privada.

La consulta para un reposo y un diagnóstico le costó caro, contó a ÚH. El jarabe para la tos costó G. 40.000, el antigripal alcanzó G. 43.000, que incluía 20 cápsulas blandas, y el ibuprofeno G. 20.000, una caja de 10 ampollas.

Consultar en el IPS representa para muchos salir con las manos vacías. En las urgencias no expiden reposo –solo por consultorios–, y tampoco se consiguen medicamentos para tratar un cuadro respiratorio. En plena temporada otoño-invierno, el principal seguro social de los trabajadores no cuenta con los fármacos básicos, según las numerosas denuncias que se exponen en redes sociales como Twitter o Facebook.

Los asegurados que consultan tanto en los servicios del Hospital Central como en las clínicas periféricas salen con las manos vacías, y deben gastar alrededor de G. 100.000 o incluso mucho más, dependiendo de si en la receta se prescriben antibióticos. En ese caso, el gasto de bolsillo superaría los G. 150.000. El tratamiento es por un promedio de 5 días.

Con relación al producto antigripal, la previsional respondió que “la empresa proveedora en la fecha (ayer) ha entregado 370.000 comprimidos, los cuales serán distribuidos en toda la red sanitaria desde el día de mañana (hoy)”.

RECLAMOS. Celsa Pereira acudió la semana pasada a la Clínica Periférica Yrendague de Mariano Roque Alonso. Una molestia en la garganta la obligó a consultar en el IPS, pero salió con las manos vacías. “No tienen nada de antigripal”, se quejó en Twitter.

Las crónicas virtuales sobre la escasez de medicamentos en el IPS son constantes.

Dora Ruiz contó la misma historia en Facebook. “El sábado consultó mi niño por un cuadro gripal fuerte en urgencias pediátricas. IPS, sin antigripal pediátrico ni antitusivos en plena estación de gripe. ¡Vergüenza!”.

Por su parte, Julio Azuaga escribió en Twitter que lamenta pagar tanto cada mes el seguro social, para no recibir ni un solo medicamento. “IPS ya son una vergüenza. Uno paga seguro casi 350.000 y algunos más, te atienden después de 4 horas, ni te revisan qué lo que tenés, te recetan nomás y para colmo ni uno de estos medicamentos tienen en farmacia, para una simple tos. Se burlan del asegurado”.

Julio acompañó su posteo con una receta que incluía fármacos como pectox forte - fármaco mucolítico y budesonida, que es un antiinflamatorio de la vía respiratoria, y prednisona.

Las consultas por cuadros respiratorios aumentaron 200% en el Hospital Ingavi. La misma situación se registra en los centros asistenciales del seguro social.

POLÉMICO PEDIDO. Parece anécdota, pero no lo es. Belén Benítez denunció en Twitter que, aparte de esperar tres meses para un estudio cardiológico, le pidieron que lleve una pila alcalina. Rome Franco le respondió que la misma situación se dio con su madre, a quien le solicitaron la cantidad y marca específica de la pila alcalina. “Imaginate ir con el pasaje justo y te piden comprar eso”, se quejó Belén.

Los asegurados denuncian con frecuencia desabastecimiento de insumos y pedidos insólitos por parte del IPS.

Mi niño consultó por cuadro gripal. IPS, sin antigripal pediátrico ni antitusivos en plena estación de gripe. ¡Vergüenza! Dora Ruiz, asegurada.

Exigen a previsional pago por maternidad

Desventuras en pañales. Un grupo de madres denunciaron que el Instituto de Previsión Social aún no les ha efectivizado el pago de subsidio por maternidad. Algunas incluso ya llevan casi dos meses sin percibirlo.

Varias de las madres afectadas por esta situación están angustiadas. Sobre todo teniendo en cuenta que con ello pueden afrontar los gastos de los primeros cuatro meses de sus hijos.

“Llamé al 180 más de 4 veces. Me dicen que el sistema no se actualizó y que por eso no avanza mi caso, ya que tengo una observación por falta de pago, cuando en la consulta de asegurados figura que está al día, que el último pago fue en abril, que cubre hasta julio y mi bebé nació en mayo”, contó una de las afectadas.

“Un mes y cinco días a la espera del cobro. Tengo ayuda de mi mamá con los gastos de mi bebé. Me parece incoherente aguardar tres meses para el cobro, siendo que no estoy trabajando”, reclamó otra de las madres.

Pago por maternidad en IPS.png

Cecilia Rodríguez, gerente de Prestaciones Económicas de IPS, comentó que el atraso en los pagos puede tener varios motivos. Uno de ellos tendría como causa la falta de pago de parte de las empresas.

También se suma la firma ilegible del médico que dio el alta, entre otras probables causas.

La funcionaria de IPS también dio otras vías para realizar el reclamo por el estado del trámite para el cobro (ver info).

Varias de las denunciantes mencionaron que escribieron al número de WhatsApp, pero no recibieron respuesta alguna.

Una de las afectadas comentó que se comunicó vía call center. Destacó que no tuvo que esperar mucho, pero la llamada tuvo su costo. Otra de las que esperan recibir el pago mencionó que ya no tiene ni para poder conectarse a internet. Le cortaron el servicio justamente por retrasarse en el abono mensual.

También dejaron en claro que sus empresas están al día en el pago y que cumplieron con los trámites correspondientes.

“En mi trabajo aseguran que están los pagos al día y al consultar en asegurados de IPS figura que el pago fue en abril y vence recién en julio”, comentó una de las afectadas.

Otro reclamo es que desde la previsional no informan concretamente de todos los trámites que deben hacer para realizar la gestión.

En la tarde de ayer, varias de las madres empezaron a recibir sus pagos atrasados. Otras esperan aún que se efectivice el monto que les corresponde, para seguir afrontando los gastos diarios.

Dejá tu comentario