Nacionales

Intendente de Yaguarón se expone a cárcel por quema de basura en vertedero

El Ministerio Público intervino el vertedero municipal de Yaguarón por una denuncia de quema de basura sin equipos de mitigación. La exposición de la conducta por estos hechos punibles contra el medioambiente tiene penas de hasta cinco años de cárcel.

La fiscala del Medioambiente Lisa Martínez intervino el vertedero municipal de Yaguarón por quema de basura este lunes. También se constituyeron en el lugar un técnico del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) y agentes policiales.

Según el informe, se pudo observar que el vertedero se encuentra en pleno funcionamiento, con una fosa de gran tamaño, excavada recientemente para el entierro de basura, así también se observa que los residuos son incinerados constantemente en el lugar.

La denuncia recibida ante el Ministerio Público señala como responsable al intendente de Yaguarón, Luis Rodríguez, quien tiene a su cargo la administración.

Además, se solicitó informes sobre la habilitación del predio y las licencias respectivas, a lo que Rodríguez manifestó que la documentación está en proceso y que no tiene en el lugar.

Una vez obtenidos los resultados de la inspección técnica se convocará para su declaración al jefe comunal. La exposición de la conducta por estos hechos punibles contra el medioambiente establece penas de hasta cinco años de cárcel, advirtió la agente del Ministerio Público.

En julio de este año el Ministerio del Ambiente ya había intervenido el mismo vertedero ante supuestas infracciones en el tratamiento de residuos sólidos.

Nota relacionada: Municipalidad de Yaguarón suspende definitivamente obras de vertedero

En esta ciudad también se realizaron protestas por el inicio de las obras de un vertedero privado de la empresa Benia SA. Sin embargo, los trabajos fueron suspendidos este lunes por resolución municipal.

La empresa había empezado a construir un vertedero en el municipio sin contar con los permisos del Mades y de la Municipalidad. La idea era instalar una planta de tratamiento en el límite de las compañías Curupayty y Ñuatî Guasu.

La principal preocupación es que el proyecto, para tratar basura, se encuentra en una zona que afectaría a humedales que alimentan al lago Ypoá y al arroyo Caañabé.

Dejá tu comentario