Política

“Horacio Cartes me llamó y coincidimos para esta operación”

El principal articulador de la unidad en la ANR asegura que con la Operación Cicatriz no buscan la impunidad, sino la gobernabilidad.

Tras un llamado de Horacio Cartes y el OK del presidente Mario Abdo Benítez, el ex director de Itaipú y jefe de campaña de Marito activa nuevamente en la política partidaria, esta vez para tratar de llegar a candidaturas únicas para más de 30 ciudades del país y la Junta de Gobierno con vistas a las elecciones internas. José Alberto Alderete cuenta que mantiene una antigua amistad con Cartes, a la que puso en pausa durante varias internas partidarias. Se muestra a favor de que haya rostros nuevos como candidatos y dice que en 15 días deben salir a luz los nombres de los postulantes. Tras renunciar a la titularidad del directorio de Itaipú con la crisis energética, dijo que estuvo en un periodo de reflexión.

–¿En qué etapa están las negociaciones para alcanzar el consenso?

–Hemos avanzado en el deseo manifiesto de buscar la unidad del Partido Colorado en la diversidad de pensamientos. Estamos entrando en un diálogo con miras a una visión país y a acondicionar el partido para las elecciones. Con la propuesta de la operación Cicatriz no solamente conseguí la confianza del ex presidente Horacio Cartes y la del actual presidente Mario Abdo Benítez, sino también la de los gobernadores colorados, quienes ya han estado en el Palacio de Gobierno y en la casa del ex presidente para apoyar el deseo de la unidad. Luego los ex presidentes de la República y de la ANR, así también dirigentes importantes estuvieron manifestándonos no solamente su deseo de que esto se concrete sino también se están ocupando de lograr la unidad. Los presidentes de seccionales también harán un manifiesto y ya mencionaron su acuerdo al consenso.

–¿Por qué es importante llegar a un consenso?

–El Partido Colorado puede aportar muchísimo y tiene la obligación como partido en función de gobierno de traer la paz en la República, para que haya un crecimiento económico y que el gobierno colorado tenga un éxito. No hay éxito en ningún gobierno del mundo si no hay un bienestar económico.

–Tanto en la ANR, como afuera, hay voces en contra del consenso. Enrique Riera señala que ambos movimientos se necesitan porque Honor Colorado está en retirada y Añetete necesita culminar su gobierno a como dé lugar en el 2023. Por fuera de la ANR, se habla de la protección que necesita Horacio Cartes por sus casos judiciales en el Brasil.

–Son opiniones que de hecho respeto y también la gente tiene libertad de opinar. Esta unidad es sin condicionamientos si es que se lleva adelante. Si empezamos a condicionar la anhelada unidad estaremos en el camino errado, porque yo al menos viví en tiempos pasados la intención de unir al partido con condicionamientos y no resultó. Acá no hablamos de impunidad y no puedo negar que la unidad del Partido Colorado es importante para la gobernabilidad de la República. Un gobierno como el de Mario Abdo Benítez necesita del apoyo de su partido para traer gobernabilidad al país. Es fundamental que el partido en función de gobierno le dé un apoyo no incondicional, sino condicionado a que cumpla su plan de trabajo que ha presentado al electorado nacional en tiempo y en forma. Que ejecute, si no es el 100%, por lo menos un gran porcentaje, porque de esa manera el partido puede aspirar a ser opción válida.

–Es decir, ¿si Horacio Cartes es requerido por la Justicia, no se van a poner impedimentos para que sea sometido a una investigación?

–Yo no quiero hablar fuera del territorio donde estoy y puedo opinar con autoridad. Lo que esté dentro del ámbito judicial o de la Fiscalía, que se pronuncien los responsables de esos estamentos. En la agenda no existe ninguno de estos temas, más que buscar la unidad del Partido Colorado.

–¿Cómo están lidiando con todas las candidaturas para la Junta de Gobierno? Se habla de que Pedro Alliana será reelecto, pero Juan Afara también quiere competir.

–La otra propuesta dentro de este diálogo es mirar las candidaturas, tanto para la Junta de Gobierno como para las intendencias. Es legítimo si es que existe el deseo de Alliana, no he escuchado que manifieste. Lo de Juan Afara sí ya he escuchado. Me lo ha mencionado. Que existan varios candidatos es legítimo y si podemos consensuar un candidato a presidente, entre representantes del movimiento Honor Colorado y Añetete, mejor. Queremos sumar a otros movimientos menores porque sabemos también que existen candidatos lanzados que quieren competir. Podemos llegar a un consenso o puede haber un consenso mayoritario. La unidad no significa clausurar la competencia a nivel interno. Todavía no hablamos de nombres porque estamos dándole forma al proyecto de unidad.

–Se publicó que habrá una negociación del 50% de los espacios para los miembros de la Junta

–Todavía no lo hablamos. La Junta de Gobierno está integrada por miembros nacionales y regionales. Se puede buscar una participación paritaria para la lista nacional y la regional. No sé si va a ser muy fácil. Vamos a tratar de llegar a un consenso, si no se llega, la competencia en el partido es muy sana.

–En Asunción ya lanzaron su candidatura Julio Ullón, Martín Arévalo y Juan Manuel Brunetti. ¿Cómo harán para decidir el candidato?

–Todavía no se trabajó en una hoja de ruta para eso. Varios de esos mencionados ya se fueron a hablar con Horacio Cartes y con el presidente Mario Abdo Benítez. También hablaron conmigo. Yo creo que Asunción encabeza la lista de más de 30 municipios donde vamos a buscar el consenso. Brunetti está hablando con todos, lo mismo ocurre con Martín Arévalo y Julio Ullón. En menor medida, creo y veo en las encuestas a Hugo Ramírez como candidatable.

–¿Qué clase de perfil se busca para Asunción?

–A título personal, entiendo de que si vamos buscar un consenso tiene que ser en base a un perfil que pueda ganar las elecciones generales. Para mí, un rostro colorado joven es muy importante para que pueda ganar las elecciones generales. No es fácil porque hay una carrera política de por medio de muchos de los mencionados y tienen el legítimo derecho de ser candidatos. Pero, ya lo veremos. Tiene que haber un perfil para que se dé ese consenso en un correligionario de manera a representar con éxito al Partido Colorado en las elecciones generales.

–En Central, ¿cómo se están viendo las candidaturas y en qué ciudades ya se está hablando?

–En el Departamento Central son varios los candidatos, pero todo está puesto sobre la mesa. Los candidatos son varios en cada distrito. Tenemos recursos humanos importantes y una buena cantidad de dirigentes que quieren ser intendentes y miembros de la Junta Municipal. Todavía no se ha decidido en ningún municipio quiénes pueden ser posibles candidatos de consenso, incluso.

–¿Cuándo se podrá hablar de nombres de los candidatos?

–Creo que la próxima semana podríamos hablar de nombres de los posibles candidatos de consenso en varias ciudades de Central, en la capital y varias ciudades que son cabeceras departamentales, llámese Ciudad del Este, Hernandarias, Presidente Franco, Minga Guazú, dentro del Departamento del Alto Paraná. También Encarnación, Coronel Oviedo, Villarrica, Caazapá y otros municipios.

–Esta semana va a ser importante para las negociaciones

–No sé si para las negociaciones. Va a ser una semana de análisis y de ver los nombres de los posibles candidatos. También vamos a recibir a más dirigentes. Estarán los presidentes de seccionales y también los intendentes esta semana con el presidente de la República y luego en el partido con el presidente Alliana, el ex presidente Cartes y yo.

–El ex presidente Nicanor Duarte Frutos considera que va a ser difícil llegar a un consenso total.

–Generalmente los consensos son mayoritarios. Difícilmente en democracia se da un consenso total, en el Partido Colorado o en cualquier partido. Eso es normal.

–También se cuestionó el encuentro con los dirigentes históricos. Justamente Nicanor ironizó y los llamó jubilados.

–Para mí un colorado nunca es escombro y si es escombro o jubilado, siempre va a servir para dar consejos porque la experiencia en la política no se aprende solamente en los libros sino también en la praxis. No existen hombres escombros en el Partido Colorado.

La coyuntura política hoy nos exige que en la vidriera estén rostros nuevos del Partido Colorado, pero detrás de esos rostros nuevos tiene que haber una conjunción de experiencia con la savia nueva. Esa conjunción va a facilitar al partido un triunfo importante, no solamente en estas elecciones, sino en cualquier contienda electoral que se pueda dar.

–Juan Carlos Galaverna había manifestado que es también uno de los articuladores, pero no se le ve activando.

–Reconozco la calidad de dirigente del senador Juan Carlos Galaverna, lo mismo de Enrique Bacchetta y de Silvio Ovelar. Supe que ellos estaban gestionando la unidad el año pasado. Yo estaba muy contento con eso, pero se dio un diálogo a mediados de diciembre, cuando me llamó Horacio Cartes. De hecho no puede haber muchas bocas en este tema, pero estoy segurísimo de que todos los dirigentes pueden y tienen que colaborar para que se dé la unidad del partido. No podemos diversificar mucho y lo hemos coincidido en esa metodología con Cartes y Abdo Benítez.

–¿Cartes lo convocó a usted para la unidad de la ANR?

–Se dio una coincidencia en que estábamos pensando sin dialogar que hay que unir al Partido Colorado. Lo visité en su residencia a mediados de diciembre del año pasado.

Él me llamó y preguntó cómo estaba después de mi renuncia a Itaipú, que dicho sea de paso quiero volver a aclarar que a mí no me echaron en esa crisis. Yo presenté mi renuncia para custodiar la figura del presidente. Itaipú no tenía nada que ver con el problema que ha surgido. Ese problema fue entre los compradores de potencia, no con Itaipú, que es una empresa generadora de energía. Yo le dije (a Cartes) que estaba un poco herido, porque la situación por la que estaba pasando no fue fácil. Le dije que no estaba interesado en mirar el retrovisor y que me gusta mirar el parabrisas, como vos, le dije. Él me dijo que la unidad del Partido Colorado íbamos a encontrar sin mirar el retrovisor. Por eso le llamó operación Cicatriz, para cicatrizar las heridas del pasado, y le planteé la posición mía de unir al partido a través de la operación Cicatriz. Después en otra entrevista me dijo: Estoy decidido en acompañar la operación y te doy toda la confianza para que sea a través tuyo. Lo mismo me manifestó el presidente, dándome la confianza como compañero de ruta. Me dio confianza y estoy actuando como articulador.

–¿Usted mantiene una amistad con Cartes?

–Yo tengo una amistad de muchos años que se gestó antes de que él incursione en la arena política. José Alberto Alderete tiene una amistad antigua con Horacio Cartes, que no se interrumpió. La pusimos en pausa cuando tuvimos que enfrentarnos en el 2015 y en el 2017 en las elecciones internas. Nunca me referí en contra de él. Yo tengo ventaja sobre muchos dirigentes porque nunca traté de lesionar el nombre de una persona. Por eso entiendo que el ex presidente Horacio Cartes en homenaje a esa amistad y a mi conducta, me dio la confianza.

–Qué opina de la ley de financiamiento político?

–Es importante contar con una ley de financiamiento, pero debe ser aplicable.

–¿Después de esta Operación Cicatriz viene el operativo 2023?

–Las elecciones de este año son la antesala del 2023 (año en que se deberá elegir al nuevo presidente del país, legisladores y gobernadores). Por eso les decía que busquemos la unidad, para hacer cosas juntos por el país. Por eso es fundamental esta operación.

Dejá tu comentario