Economía

Funcionarios de la ANDE cerraron oficinas para defender sobresueldos

PORTONES CERRADOS. Los accesos de la ANDE estuvieron clausurados ayer tras la marcha. BENEFICIOS. Los funcionarios se movilizaron para defender sus abusivos beneficios, hoy limitados.

Los portones de los diferentes centros de atención de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) estuvieron cerrados ayer, debido a que los funcionarios de la institución decidieron no atender al público y adherirse a la movilización en contra de las limitaciones aplicadas por el Gobierno a los abusivos sobresueldos estatales.

Esto fue comprobado por un equipo periodístico de Última Hora, que recorrió los puntos de atención de la ANDE, Essap y Copaco.

La decisión tomada por la Sitrande (gremio sindical de la ANDE) generó un fuerte malestar en los usuarios que llegaron hasta la sede central (avenida España esquina Washington, de Asunción) en busca de realizar sus gestiones, encontrándose con la desagradable sorpresa.

En ese sentido, una usuaria, que llegó con la intención de abonar su deuda, comentó a este medio, muy preocupada, que ayer era el último día que le daba la ANDE para pagar su deuda y evitar el corte del servicio.

Otro usuario criticó la decisión de los funcionarios –de cerrar las oficinas–, diciendo que “uno deja de hacer cosas para venir a una sucursal para pagar su cuenta con la ANDE y se encuentra con esta situación. Nos hacen perder el tiempo, es una vergüenza”.

La marcha de los funcionarios de la entidad energética inició desde la sede central a las 9.30, tomando la avenida España hasta llegar a la Plaza Uruguaya, donde se concentraban funcionarios de otras instituciones.

Desde ese punto, tras un acto inicial, los sindicalistas se dirigieron por la calle Mariscal Estigarribia, pasando por la calle Palma hasta llegar frente al Panteón de los Héroes (Palma y Chile).

Allí los mismos demostraron y trataron de hacer escuchar al ministro de Hacienda, Benigno López, su desacuerdo con las limitaciones a los beneficios, establecidas por el Gobierno a través del decreto reglamentario del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020.

La intención de los manifestantes era tener una audiencia con el titular de Hacienda; sin embargo, este no se encontraba en su oficina. Ante eso, solo entregaron una nota en mesa de entrada de la cartera fiscal, solicitando por escrito la audiencia con el ministro López.

La limitación de los sobresueldos es aplicada luego de las duras críticas por parte de la ciudadanía tras ser mediatizado el pago de doble aguinaldo (disfrazado como subsidio familiar) en diciembre del 2019 por varias instituciones –entre ellas Hacienda–, pese a la recesión económica y la caída de los ingresos tributarios.

En la normativa se limitó hasta un salario mínimo (G. 2.192.839) y dependiendo de la disponibilidad de recursos de cada institución, el pago por cada concepto incluido en el subsidio familiar. Las protestas seguirán en los próximos días, mientras se espera que las autoridades de Ministerio de Hacienda convoquen a una reunión.




Ciudadanos se convocan para repudiar el despilfarro
El denominado grupo de ciudadanos sin colores convoca a toda la ciudadanía para hoy, a las 18.00 horas, en la Plaza de la Democracia, para una manifestación de repudio contra los abusos de los recursos públicos.
Según el comunicado los entes más cuestionados son la ANDE, Ministerio de Hacienda, Educación, Salud e IPS. Cuestionan también el manejo del Fonacide, de la ANDE, Essap y los privilegios en las cámaras de Diputados y Senadores.
“Exigimos el buen uso de los recursos del Estado y sobre todo que se terminen los privilegios para un sector que recibe condiciones salariales de primer mundo en un país que no puede cumplir con las necesidades básicas de la población”, dice el comunicado. Piden también claridad en el fondeo de los partidos políticos.



Copaco y Essap operaron ayer
El equipo periodístico, tras el recorrido realizado en la víspera, pudo constatar que las oficinas de atención al público de la Essap (Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay SA), ubicadas en la avenida Mariscal López casi Perú, y de Copaco (Compañía Paraguaya de Comunicaciones SA), en la calle Alberdi del microcentro, se encontraban operando con total normalidad ayer.
En la sede de la Essap se pudo notar una buena concurrencia de usuarios, que formaron largas filas para realizar sus trámites, ya sea de documentación o pagos. Una de las posibles razones sería la llegada de la fecha de vencimiento de las facturas.
Sin embargo, en el local de Copaco se notó un ambiente mucho más tranquilo, con poca concurrencia de personas.
Las demás empresas estatales como Dinac e INC operaron también con normalidad, pese a que parte de los funcionarios sindicalizados se movilizaron.

Dejá tu comentario