Nacionales

Familiares de conductor de Uber baleado piden justicia

Un joven que subió a su vehículo a dos pasajeros en Ñemby fue víctima de un atentado para sustraerle su automóvil. La víctima sospechó de la actuación de los supuestos clientes.

Magy Leguizamón, hermana de Andrés Leguizamón, de 28 años, contó que su hermano es conductor de Uber hace más de un año y que, pese a la herida de bala que recibió a la altura de la cabeza, Andrés permanece estable en el Hospital de Trauma.

La joven mencionó que el pasado viernes en horas de la noche su hermano subió a su vehículo y recogió a dos pasajeros en la ciudad de Ñemby, Departamento Central. Los mismos pidieron ser trasladados hasta la zona de Nueva Colombia, en Cordillera.

Sin embargo, cuando se encontraban por la zona de Luque, los hombres lograron reducir al conductor y tomaron el control del rodado. Andrés pasó al asiento trasero del vehículo y a punta de arma de fuego.

"Era un viaje largo a Nueva Colombia y él acepta. Alcanzando Luque le quitan el vehículo y ya le llevan a él, prácticamente, le secuestraron a él, iba a punta de arma", indicó en contacto con radio Monumental 1080 AM.

Igualmente, detalló que llevaron a su hermano hasta Nueva Colombia y lo dejaron en un lugar oscuro, a unos 400 metros de la ruta principal. "Le bajaron del auto, le despojaron de sus pertenencias y le dispararon", narró la mujer y anunció que otros conductores de Uber se manifestarán en el Hospital de Trauma.

"Su estado es estable, tiene una bala en la cabeza, una fractura y un coágulo de sangre que ya está controlado. El está en una sala normal", continuó. En otro momento, pidió que se haga justicia y que lleguen a los responsables del hecho.

"Él nos dijo que son policías (asaltantes). Hoy pude verle a mi hermano, me dijo que le jugaron a matar", aseveró. Por último, pidió al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, más seguridad en las calles.

"Le pido al ministro del Interior que por un segundo se ponga en el zapato de los trabajadores que debemos salir a la calle para ganarnos el pan. Salís a la calle y te roban algo y ya te juegan a matar. Mi hermano está peleando por su vida y mi sobrino le espera a su padre", concluyó.

Oficial de la Policía detenido por el caso

Los implicados fueron identificados y detenidos. Uno de ellos es un efectivo de la Policial Nacional en servicio, informó NPY.

El jefe policial que investiga el caso mencionó que ambos detenidos, supuestamente, estaban ofreciendo el rodado que robaron de la víctima en las redes sociales por la suma de G. 7.000.000.

Los investigadores del caso lograron rastrearlos hasta el distrito de Guayaibí, Departamento de San Pedro. Ahora están a disposición de la Fiscalía.

"Estaban ofreciendo el vehículo por las redes sociales. Uno era personal policial activo y tenía un arma de fuego en su poder", añadió.

Dejá tu comentario