Nacionales

Experto en ciberseguridad señala la necesidad de una Agencia de Protección de Datos en el país

Miguel Ángel Gaspar, experto en ciberseguridad, habló sobre lo vulnerables que se encuentran los ciudadanos ante el espionaje y el mal uso que se puedan dar a los datos sustraídos. Señaló que el país necesita una ley de protección de datos y un ente que regule el mismo.

El experto en ciberseguridad Miguel Ángel Gaspar mencionó que la mayoría de los países cuentan con una Agencia Nacional de Protección de Datos que actúan de oficio ante la vulneración de información que las personas tienen en sus teléfonos celulares o dispositivos móviles.

Dijo que esta es una figura ansiada en Paraguay, que a su parecer "no tiene rumbo tecnológico". "Cada Estado tiene un ente independiente que es la Agencia Nacional de Protección de Datos de cada país, que actúa de oficio y esa es la figura que quisiéramos tener en nuestro país, con la ley de protección de datos", indicó.

Sostuvo que existe una ley de protección de datos crediticios, pero que no está reglamentada, por lo que "todos seguimos recibiendo los avisos de telefonía, electrodomésticos y compañía, en nuestro teléfono".

Nota relacionada: Experto sugiere valorar la información personal ante los cambios de WhatsApp

Gaspar comentó que hace unos días una agencia de inteligencia publicó una brecha de datos filtrados en dominios de países, entre los que se encontraba Paraguay, y de donde se filtraron correos electrónicos, usuario y contraseña de ANDE, IPS, Identidad electrónica, entre otros.

"Los dominios se filtraron y hasta ahora no sabemos a qué información pudieron acceder", enfatizó.

Al respecto dijo que el Estado paraguayo tiene mucho que hacer en protección de datos, y las propias paginas del Gobierno en su mayoría no tiene normas de uso y políticas de seguridad, a excepción de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) y el Ministerio de Tecnología y Comunicación (Mitic).

También puede leer: Los riesgos para los niños en internet aumentaron con la pandemia

"Lo peor es que el Gobierno, en algunos puntos como la Policía, tiene tecnología china, lo digo con mucho respeto, pero hay tecnologías chinas que han sido expulsadas de Francia, Gran Bretaña, Alemania y está demostrado que estas tecnologías recolectan más información de lo que deberían recolectar", advirtió.

Agregó que también se demuestra la falta de ciberseguridad en que la propia Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) pide a la ciudadanía comunicarse con ellos a un correo Gmail. "Parece un chiste, pero dan ganas de llorar, y ellos mismos fueron los que habilitaron un WhatsApp para denuncias a narcos. Ahí nos damos cuenta de que no tenemos rumbo tecnológico", cuestionó.

Teléfonos cuentan con más de 20 sensores para espionaje

El especialista mencionó que "todas las aplicaciones" espían a los usurarios de teléfonos hoy en día, por lo que recalcó la importancia de saber que, cuando se descarga una aplicación, esta usará los sensores del teléfono para recopilar información sobre el usuario, y en estos casos debe existir un "marco legal y se supone que también un organismo del Gobierno que nos proteja".

"La calidad y la capacidad de las aplicaciones hoy en día hacen que el irrumpir en el teléfono de un tercero sea más fácil y hay personas, ciberdelincuentes, que incluso utilizan controles parentales para espiar a sus víctimas. Los instalan como programas espías y ya está", explicó.

Continuó: "La gente tiene que entender: no es que milagrosamente, por algún efecto de radiofrecuencia o telepatía vamos a acceder al teléfono, siempre la mejor intercepción se da cuando tenemos acceso al móvil de alguna u otra manera", avisó.

Ejemplificó que al instalar una aplicación como Facebook o TikTok en el contrato de servicio solicita una autorización para que se abran ráfagas de micrófono, de cámara, de filmadora para obtener datos o meterse en la galería de fotos.

"En informática decimos, si lo querés secreto, no lo subas a internet, pero si aún no lo subiste y está en tu teléfono, igual internet ya sabe que está ahí", destacó.

Espionaje no comercial

Gaspar señaló que la mayoría de los espionajes tienen un fin comercial, pero que el tipo de espionaje que busca captar una información no comercial de la persona generalmente no lo puede hacer con el dispositivo propio de la víctimas.

"Se da al obsequiar teléfonos o aprovechar momentos en que esos teléfonos se llevan a reparar para poder inyectarle el software de espionaje", comentó.

Dijo que con estos softwares fácilmente se acceden a las escuchas de conversaciones, llamadas, audios, captura de imágenes e información en la tarjeta de la memoria. Por lo que recomendó que, en caso de mandar reparar el dispositivo, antes de entregar al técnico el teléfono debe ser encriptado.

¿Cómo nos protegemos?

Sobre la manera en que una persona puede proteger sus datos recomendó no descargar aplicaciones para ver o escuchar películas o música de forma ilegal. En segundo lugar, tener aplicaciones que generen burbujas dentro del teléfono y que aíslen la información del resto de las aplicaciones del teléfono.

También dijo que se deben escoger herramientas de criticidad. En el caso de los periodistas o trabajadores que tengan información sensible, destacó que estas personas no deberían usar WhatsApp.

Finalmente, el experto advirtió que normalizar tanto estar en internet diariamente permite que se descuiden los datos que pueden ser usados para extorsiones.

Dejá tu comentario