27 feb. 2024

Ex jefa de Bergoglio: Militante en Paraguay y Argentina

El papa Francisco recuerda con mucha admiración a Esther Ballestrino de Careaga, víctima de la dictadura argentina, de quien aprendió “los primeros valores”, según la hija Ana María Careaga Ballestrino.

Esther.jpg

Esther Ballestrino de Careaga. Foto: Archivo.

Esther Ballestrino se dedicaba a la química farmacéutica. Fue una de las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo, tras el secuestro de su hija Ana María Careaga Ballestrino, durante casi 4 meses.

Ana fue secuestrada el 13 de junio de 1977 y llevada a un centro clandestino de detención denominado Club Atlético. Manifestó en Monumental AM que entonces estaba embarazada de 3 meses y estuvo cerca de 4 meses en cautiverio. Antes, su cuñado sufrió la misma suerte, pero de él nunca más tuvieron noticias.

La mujer indicó que su madre, una vez que se aseguró de que las hijas estuvieran a salvo en Suecia, volvió a Argentina. “Creo que además, por un lado, fue una militante, primero en Paraguay y después cuando se sumó a Madres”, explicó.

“Cuando volvió le preguntaron por qué, si ya recuperó a su hija y ella respondió: ‘Yo voy a seguir hasta que aparezcan todos, porque todos los desaparecidos son mis hijos’”, añadió Careaga. Para las Madres, “la búsqueda se transformó en un reclamo colectivo”.

Esther siguió trabajando con las madres hasta que en un operativo de 2 días, en diciembre de 1977 fue secuestrada junto con otras madres, 2 religiosas francesas y otros militantes. Luego de poco más de una semana en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), fueron arrojadas desde uno de los “aviones de la muerte” en la costa Atlántica.

“Después supimos que, a mediados de diciembre, aparecieron unos cuerpos a lo largo de la costa atlántica entre Santa Teresita y Mar del Tuyú y fueron enterrados en un cementerio como NN”, señaló. Con ayuda del equipo de antropólogos argentinos, lograron identificar a Esther, a una religiosa francesa y a otras Madres.

Antes de su militancia en Madres, Esther se dedicaba a la química farmacéutica. Llegó a trabajar con el papa Francisco durante su formación como seminarista.

“No existíamos en esa etapa de mi madre, pero él la recuerda con mucha admiración. Aprendió los primeros valores de la vida con ella”, expresó. Estimó que durante su visita la recordará también.

Si bien Esther nació en Uruguay en 1918, vivió gran parte de su vida en Paraguay, donde hizo todos sus estudios. Incluso, según la hija, sentía un gran amor por este país.

Lo que hizo que Ana también se enamore de Paraguay, que conoció de grande. “Siempre que voy me encuentro con gente que la recuerdan con mucha admiración”, afirmó. Esther dejó Paraguay durante la dictadura de Higinio Morínigo.

En Paraguay fue organizadora del Movimiento Femenino del Paraguay y fue su primera secretaria.

Más contenido de esta sección
Kattya González presentó ante la Corte Suprema de Justicia una acción de inconstitucionalidad para recuperar su banca en la Cámara de Senadores, de la que fue despojada por una mayoría de legisladores cartistas y liberocartistas.
El pastor José Insfran, sindicado como uno de los líderes de un esquema criminal que desmanteló en el operativo A Ultranza Py, fue trasladado de la base de operaciones de la Senad a la penitenciaría de Emboscada.
La fiscala Silvia González imputó por tentativa de homicidio a un hombre que habría intentado extubar a su padre internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Instituto de Previsión Social (IPS). El hombre habría actuado motivado por sus creencias religiosas.
El senador liberocartista, Dionisio Amarilla, expresó que se siente denigrado por su propio partido, el PLRA. Consideró que lo están “castigando” por revisar la gestión del ex presidente de la República Mario Abdo Benítez.
La Policía Nacional encabezó allanamientos en simultáneo en Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná, en busca de delincuentes que perpetraron varios hechos delictivos en las últimas semanas. Hay detenidos y evidencias incautadas.
La Presidencia de la República se desmarcó de los dichos del ministro de Agricultura y Ganadería, Carlos Giménez, quien afirmó su desacuerdo con la inclusión de personas con “tendencias homosexuales” en escuelas agrícolas administradas por el Estado.