16 abr. 2024

Escenario económico complejo e incertidumbre para el semestre

La incertidumbre es probablemente la característica más importante de la economía en el presente semestre. La mayoría de las proyecciones a inicios de año señalaban un crecimiento nulo y, en algunos casos, un desempeño negativo. Si bien hay algunas señales positivas, no se espera un cambio relevante en la tendencia. El reciente informe del Gobierno norteamericano y la próxima publicación del informe de Gafilat agregan complejidad, por sus efectos en la percepción nacional e internacional sobre la seguridad jurídica en el país.

Si bien la economía paraguaya siempre ha tenido altos niveles de volatilidad, lo que generaba incertidumbre con respecto a las proyecciones a mediano y largo plazo, el promedio de crecimiento era relativamente alto. En la historia reciente los factores determinantes de la volatilidad podrían ser agrupados en dos tipos: climáticos y de comercio exterior.

Desde la pandemia se han agregado otros más como la recesión originada por las medidas de distanciamiento social a nivel nacional, los obstáculos de las cadenas de suministros, el aumento del precio del petróleo y la guerra Rusia-Ucrania. En el ámbito político, se agregan los posibles efectos del anuncio realizado por la Embajada de Estados Unidos de Norteamérica y del próximo informe de Gafilat.

Paraguay tiene una economía pequeña y muy abierta, con una estructura económica con alta dependencia de pocos productos y mercados relacionados con la agricultura y ganadería. Estas condiciones internas sumadas a las externas y a las políticas ponen límites a las oportunidades de reactivación económica.

Por otro lado, las políticas que se están implementando para contener la inflación tendrán posiblemente un efecto recesivo, cuyo peso dependerá de que se implementen políticas más agresivas para aumentar la oferta de productos, especialmente de alimentos.

Para Paraguay, dada la relevancia del sector energético en el crecimiento de la economía, también es fundamental que se restablezcan los niveles hídricos porque cuando hay sequía se reduce la producción de energía eléctrica.

De esta manera, se puede señalar que estamos ante un escenario sumamente complejo para las proyecciones del crecimiento. La gran cantidad de factores nuevos y cuyos efectos son desconocidos impiden visualizar el futuro inmediato.

Más allá de la evolución del PIB, también es necesario considerar los ingresos laborales, cuya evolución ha sido negativa desde 2015. La inflación actual que se espera se prolongue al menos por este año corroe la capacidad adquisitiva de los ingresos. Además del deterioro de la calidad de vida, se profundiza el malestar social, con riesgo de generarse expectativas con respecto a la evolución del costo de vida y de crear condiciones para la ingobernabilidad.

En definitiva, los próximos meses estarán marcados por altos grados de incertidumbre debido a los múltiples problemas, muchos de los cuales en situación crítica, incluso desde antes de la pandemia.

El Equipo Económico deberá utilizar una combinación de múltiples instrumentos de políticas para crear las condiciones que necesitan el crecimiento económico y el aumento de los ingresos laborales. Esto implicará salir del esquema al que está acostumbrado, ya que la histórica estabilidad macroeconómica se debilitó por el rápido aumento de la deuda y del nivel de precios. Adicionalmente, el mundo se encuentra frente a un aumento de los precios liderado por problemas de la oferta de productos y no necesariamente de la oferta monetaria. Paraguay no escapa a esta situación, por lo que la política monetaria ortodoxa tiene restricciones para el logro del objetivo de reducir la inflación.

Los cambios globales exigen un permanente monitoreo de la situación y la apertura a una combinación de políticas que no eran consideradas con anterioridad a la pandemia. La confluencia de una guerra con crisis económica, sanitaria y ambiental impone desafíos y respuestas creativas e innovadoras. Esperemos que nuestras autoridades sean valientes y estén a la altura de las circunstancias.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.