19 abr. 2024

Enfermedades cardiovasculares

El ayuno intermitente consiste en restringir la alimentación diaria a una ventana de 4 a 12 horas y no tomar nada más el resto del día. La mayoría de los que siguen este régimen comen en 8 horas y ayunan 16 tienen un gran riesgo de morir de enfermedad cardiovascular.
Un equipo de científicos ha logrado —en un trabajo realizado en ratones— revertir la obesidad y varios de los trastornos asociados a ella, como la diabetes o la hipertensión, utilizando un fármaco muy extendido en humanos para tratar enfermedades cardiacas.
Conocer los hábitos alimenticios de una persona es esencial para evaluar su riesgo cardiovascular pero esta información suele obtenerse con cuestionarios que no son fiables al cien por cien.
Un equipo de científicos chinos, liderado por Shuyang Zhang, del departamento de cardiología del Pekín Union Medical College, ha realizado un estudio en el que se detallan las distintas formas en las que el Covid-19 puede desencadenar problemas cardiovasculares.
Las personas que padecen la enfermedad celiaca tienen un mayor riesgo de morir prematuramente, a pesar de que en los últimos años se tomó conciencia de la enfermedad y se mejoró el acceso a alimentos sin gluten.
El Gobierno brasileño se propone eliminar por completo la presencia de ácidos grasos trans en los alimentos industrializados producidos en el país en los próximos tres años, como medida para evitar en la dieta de la población una grasa que puede provocar enfermedades cardiovasculares.
La presencia de áreas verdes en las ciudades protege contra la mortalidad prematura por todas las causas, según el mayor meta-análisis hecho por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), en colaboración con la Universidad de Colorado y la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Las estatinas, que son los medicamentos más recetados para las enfermedades cardiacas y el colesterol alto, no parecen vinculadas con la pérdida de memoria entre los ancianos, según un estudio que publica este lunes la revista Journal of the American College of Cardiology.
Dormir la cantidad de horas suficientes rebaja el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ya que reduce la formación de placas de aterosclerosis, reveló un estudio publicado en la revista científica Nature.
Pasa casi inadvertido y es una de las causas de muerte más frecuentes en el mundo. Las enfermedades cardiovasculares desconocen de edades y son consideradas como un enemigo silencioso. Este 29 de setiembre es el Día Mundial del Corazón y, como cada año, se insta a renovar las promesas por un estilo de vida más saludable.