28 may. 2024

Embarazo temprano: ¿Qué impacto puede tener en la niña o adolescente?

La licenciada en Psicología y Sexología, Jazmín Escobar, habló del impacto que puede tener en una niña o adolescente un embarazo y señaló que cada cuatro horas se reportan embarazos adolescentes de niñas entre 10 y 14 años.

pixabay 2.jpg

Cada día, en Paraguay, dos niñas de 10 a 14 años tienen hijos y cada una hora, dos adolescentes de 15 a 19 años dan a luz, según cifras de UNFPA.

Foto: Pixabay.

La licenciada en Psicología y Sexología, Jazmín Escobar, habló con Radio Monumental 1080 AM sobre el impacto que puede tener en una niña o adolescente el embarazo adolescente, en el marco del reciente caso en el que una beba fue abandonada en un patio baldío por su madre de 15 años y su abuela, quien también está embarazada y fue imputada por el hecho.

La profesional mencionó que los contextos culturales, como tragedias, abusos o embarazos, tienen la fuerza de cambiar o alterar la manifestación del gen que tienen las personas.

En ese sentido, explicó que hay una hipersexualidad y la sociedad responde biológicamente a la epigenética, que son contextos culturales que tienen la posibilidad de cambiar nuestros genes.

Lea más: Imputan a abuela de la beba abandonada en un patio baldío

“Estas nenas que sufren abusos y la mayoría de los casos responden a esto. Solo se mira el embarazo, pero el impacto que tiene en la niña y que tenía la evolución de crecer, nunca es direccional. En tanto, de manifestarse en una línea, ese evento del embarazo tiene la capacidad de alterar la manifestación hasta genética de esta niña de ir padeciendo otros tipos de situaciones”, remarcó.

Sobre el punto, sostuvo que ni siquiera está hablando de la autoestima o la autoconfianza, sino que el futuro de la niña o adolescente ya nunca va a ser igual del que hubiese sido si no se hubiera quedado embarazada.

“Nosotros no tenemos el alcance de saber el impacto que tiene esto a nivel social, cultural, familiar y educativo de la criatura que nace en qué contexto de cómo se queda. Los datos que manejamos son muy cuantitativos”, cuestionó.

Asimismo, señaló que no son solo números las niñas y adolescentes embarazadas y que a nivel nacional y estadístico es importante considerar estas cifras. Sin embargo, queda pendiente ahondar en manos de quién está el nivel cualitativo, del nivel de vida emocional y la reestructuración afectiva y cognitiva que tienen que hacer las adolescentes y sus familias a partir del evento.

Le puede interesar: Hallan una bebé recién nacida en un baldío de San Antonio

Sobre la educación sexual, sostuvo que lo primero que se tiene que hacer es sacarle la desmitificación, la interpretación y connotación negativa. “No podemos implementar algo que para cada persona tiene un concepto distinto. Lo primero es poder decir qué es la educación sexual”, analizó.

La psicóloga y sexóloga mencionó que la sexualidad es transversal y atraviesa a las personas en lo educacional, pedagógico, cultural, religioso y político.

“Desde que nacemos ya somos seres sexuados, porque somos portadores de una sexualidad que nos hace sentir, pensar y expresar. Asociamos mucho la sexualidad a la genitalidad y el coito centrismo, como que eso es todo lo que tenemos y eso realmente es un porcentaje de todo lo que significa, por ejemplo, enseñar educación sexual para prevenir embarazos desde las funciones del cuerpo”, afirmó.

Sobre el punto, insistió en que los padres que sí hablan de sexualidad con sus hijos lo hacen desde una visión de “sos una florcita”, “tu cuerpo es un templo” o “nadie te puede tocar”, en tanto que a los hombres se les dice “usá preservativo”.

“La educación sexual integral no es sexo. Sí es la prevención. En otros países hay estadísticas que los niños, niñas y adolescentes que reciben educación sexual integral en las escuelas y las familias retrasan en dos a tres años el inicio de la sexualidad, porque tienen información”, relató.

Educación sexual en casa

La profesional detalló que la etapa de la curiosidad infantil es cuando los niños tienen un fuerte deseo de saber cómo funciona el cuerpo y mientras más se les restrinja la información, buscan más información de manera solapada. En tanto, hoy en día hay demasiada información en internet, imágenes y estímulos que el niño no sabe cómo manejar.

Manifestó que las generaciones actuales, al no haber recibido educación sexual, no saben cómo proceder cuando el niño les quiere mostrar algo que le recomendaron y terminan pidiendo al chico que ya no se junte con el compañero, por lo que lo relacionado con la sexualidad adquiera una connotación negativa, pecaminosa, de culpa, de ansiedad y se restriñe la vía de comunicación en la familia.

Le puede interesar: Beba abandonada estará al resguardo de una familia acogedora

Estuvo de acuerdo con que la educación sexual se imparta en la casa, pero que realmente sea así. En caso de que no se pueda implementar eso, propone talleres para padres y madres y que estos sean portadores de cómo ir encarando el tema.

“La sexualidad empieza el día que nacemos. Si yo quiero enseñar, yo me tengo que sentir cómoda con mi sexualidad. Pero si yo estoy repitiendo algo que leí en Google, pero estoy dando esa información ansiosa, tensa y de manera nerviosa, estoy contradiciendo mi contenido”, declaró.

La profesional pidió a los padres interrogarse sobre cómo aprendieron sobre la sexualidad, si con el silencio, el castigo, la palabra, la represión, la pornografía o a través de lo que se les contó, para posteriormente intentar enseñar a los hijos desde la confianza.

“Si no hablo con mi hija sobre qué le apasiona, qué le gusta o qué le pone triste, no voy a poder tener el recurso para entrar y hablar con ella de sexualidad”, aseguró.

Finalmente, expuso que tiene muchísimas pacientes madres que no saben si sus hijas menstrúan y que en el caso de las niñas, por lo general, se asocia con algo feo, mientras que en los hombres es como una suerte de victoria que se celebra la eyaculación.

Más contenido de esta sección
Las bajas temperaturas llegaron para quedarse durante esta semana y este martes el frío bajó el termómetro a 6.8°C en Asunción y el área metropolitana e incluso menos en varios puntos del país, según Meteorología.
El Ministerio de Salud Pública dispuso la intervención del Hospital de Barrio Obrero y abrir sumario a 11 funcionarios tras negar atención a dos personas en distintas ocasiones.
Familiares de pacientes internados en el Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) tienen que pasar el frío en los albergues del lugar que tienen problemas, como estufas averiadas y cortinas térmicas rotas.
La Policía Nacional incautó este lunes 229 kilos de marihuana que estaban ocultas entre puertas de madera terciadas, envueltas en papel tipo film, que eran transportados en una camioneta en Pilar, Departamento de Ñeembucú.
Una regla de metal quedó atascada en el dedo de una niña de 3 años en Minga Guazú, Departamento de Alto Paraná. Los bomberos voluntarios tuvieron que auxiliar a la pequeña.
Un hombre fue detenido con 138 kilos de marihuana y una mujer con cargas de presunto contrabando en dos procedimientos llevados a cabo este lunes en Brasil. Ambas personas son de nacionalidad paraguaya.