Política

Elegida dice que su pertenencia partidaria es secundaria

 

La elección de la abogada María Lorena Segovia como nueva defensora general, al frente del Ministerio de la Defensa Pública, trajo consigo la interrogante acerca de si su fuerte ligazón a un sector dentro del PLRA le marcará la agenda o, en contrapartida, pondrá énfasis en su tarea institucional. Segovia aclaró que desde el momento que asume el rol de defensora, su inclinación partidaria pasa a segundo plano.

“Fui activista y formaba parte del PLRA, pero ahora que asumo la Defensoría estoy apartada de cualquier nucleación política”, dijo y comentó que, como los demás ternados, peleó cada punto por la mejor calificación.

“Me siento conforme con el proceso, peleé cada punto y creo que el Paraguay está en la construcción de una sociedad más equitativa”, señaló a la 1080 AM.

La ex ministra de Justicia del gobierno de Federico Franco reiteró su compromiso de caminar a pasos firmes hacia la meta de fortalecer la institución. Segovia tuvo 6 votos de los ministros de la Corte Suprema de Justicia.

Cuestionamientos. Los cuestionamientos a Segovia, más que por su preparación profesional, fueron por su afinidad con el llanismo, sector que le tuvo como apoderada y también candidata en su momento.

Ya mucho antes de su designación dentro de la terna para el cargo de defensor general sonó fuerte la posibilidad de que su postulación se debió a un acuerdo político entre cartistas, abdistas y llanistas.

Por esta razón, desde un principio los efrainistas se resistieron a la posibilidad de que su correligionaria sea designada.

A todo esto también se señalaba a Segovia por el hecho de que entre los ternados tuvo la más baja calificación.

El senador llanista Dionisio Amarilla, en su Twitter, celebró la designación. “Aplausos para las mujeres capaces, competentes, idóneas, con trayectoria profesional y política que van ocupando espacios de responsabilidad para el servicio a su pueblo”, escribió.

Dejá tu comentario