Economía

Elecciones en Brasil: Analistas avizoran difícil relación bilateral

 Las elecciones presidenciales brasileñas y sus posibles resultados tendrán indefectiblemente alguna implicancia a nivel local, puesto que las principales facciones contendientes cuentan con lineamientos muy polarizados, lo que podría beneficiar o bien perjudicar al Paraguay.

Brasil es el principal socio comercial de Paraguay y el que más compra los productos exportados; por ello ÚH consultó con analistas económicos que brindaron su visión en torno a la posible victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro, o bien del petista (del PT, Partido de los Trabajadores) Fernando Haddad, el sucesor de Lula.

“Anti”. Alberto Acosta Garbarino mencionó que en las elecciones del vecino país prevalece más el “anti”; es decir, que la gente vota contra un modelo y no tanto en general hacia un líder: bien sea contra el esquema de corrupción gestado en tiempos del PT o contra el regreso a cierto pasado de línea conservadora.

“En las últimas semanas creció la ola anti PT, lo que supo ser muy bien capitalizado por el candidato del Partido Social Liberal”, sostuvo en referencia a Bolsonaro. Aunque adelantó que es prematuro saber si finalmente se aplicarán las propuestas de la campaña, dijo que el discurso nacionalista de Bolsonaro podría traducirse en una complicación para Paraguay cuando llegue la renegociación del Tratado de Itaipú.

Consultado en torno a que Itamaraty siempre conservó una política a largo plazo, independiente de los gobiernos de turno, especificó que esa instancia del Gobierno brasileño perdió en realidad mucho protagonismo, sobre todo en tiempos de dominio del PT, minando a otras autoridades. “Itamaraty está contaminado por los vaivenes políticos”, sostuvo.

Más de lo mismo. Para la economista Gladys Benegas, la percepción es que finalmente resultaría ganador Bolsonaro, con lo que “sería más de lo mismo” en torno a una política conservadora y proteccionista que enarbola, con ribetes de retorno a ciertos escenarios donde el estamento militar lograba imponer más sus postulados.

“Brasil, de cierta forma, seguiría siendo dueño de Itaipu; aunque en los discursos mantengan que Paraguay es socio condómino; eso es solamente en los papeles: mucha gente que estuvo en la firma del Tratado (en 1973) está en el círculo de Bolsonaro, así que conoce bien cómo beneficiar sólo al Brasil”, destacó.

Como Trump. Por su parte, el analista Amílcar Ferreira desplegó aspectos positivos y también negativos en torno a lo que podría ser una victoria de Bolsonaro. “Este candidato será al Mercosur lo que Donald Trump es al Nafta (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), con la implementación de una política nacionalista y proteccionista. Eso dificultaría el comercio con los países vecinos. También habría dificultades en las chances de renegociar el Tratado”, destacó.

A su criterio, si llegase a ganar Haddad, la sociedad seguirá teniendo una polarización si no impulsa una investigación de los hechos de corrupción gubernamental; pero su política con los países vecinos sería más amable y la renegociación del Tratado podría arrojar más beneficios al Paraguay.

No obstante, atinó a pergeñar también un hipotético panorama positivo, de llegar a ganar Bolsonaro, puesto que todo da a entender que se buscará clarificar el accionar gubernamental en torno a las investigaciones de los hechos de corrupción. “Si llega a disminuir ese esquema y con ella se impulse una recuperación económica, los beneficios para Paraguay podrían estar traducidos en la reactivación del comercio de frontera. Brasil se convierte en una aspiradora por su tamaño, que llevaría a volcar mayor volumen de exportación hacia ese país”, dijo.

Ferreira también recordó que la crisis golpeó duramente al bolsillo del consumidor brasileño, además de haberse disminuido la calificación crediticia, con salida de capitales y nefastos casos emblemáticos como el de Petrobras, además de la fuerte devaluación de su moneda.

Embed

Dejá tu comentario