Arte y Espectáculos

El valioso aporte de la gente que hace llegar el diario a todos los rincones

Cada día, cientos de personas hacen posible que ÚH llegue al hogar de miles de paraguayos. Adrián Agüero y Francisca López de Salas son algunos trabajadores anónimos que cumplen esa noble tarea.

Francisca López de Salas es empresaria y tiene a su cargo una distribuidora de diarios en San Lorenzo, donde trabajan 140 canillitas, quienes se encargan de acercar día tras día el diario Última Hora a manos de los lectores.

“Desde hace veinte años que trabajo en la venta de diarios y realmente me hace sentir muy útil a la sociedad. Estamos en una sociedad con trabajadores humildes que necesitan de nuestro apoyo. Aposté a este rubro y así puedo dar una mano a aquellos que necesitan”, cuenta la propietaria de la distribuidora.

Revela que cuando se inició en el sector, comenzó con 24 canillitas y hoy está feliz de compartir con gente trabajadora que cada día lucha para fomentar la lectura del diario Última Hora.

“Compré una agencia a un distribuidor que tuvo problemas familiares y así comencé a luchar para contar con los mejores vendedores de periódicos, ya que surgieron algunas dificultades por el camino, las que supimos superar”, revela López de Salas.

Lea más: Última Hora, 45 años del diario que irrumpió en la siesta paraguaya

Agrega que está satisfecha de conformar un plantel único de trabajadores, a quienes apoya diariamente brindándoles el desayuno diario o bien, dando trabajo a los desempleados o gente que alguna vez estuvo en los vicios y que hoy son trabajadores responsables.

“Siempre luché para que mis trabajadores salgan adelante; lastimosamente, no contamos con apoyo estatal”, afirma López de Salas.

En tantos años de trabajo ya se topó con cientos de canillitas, a quienes este trabajo les cambió la vida. “Me siento muy bien al estar en contacto con ellos todos los días. Este rubro es muy sacrificado, pero me siento como la mamá guasu de mis trabajadores, porque con ellos empujamos y salimos adelante con este negocio. El sacrificio no es en vano y me ayudan a sacar adelante esta empresa, ya que siempre nos necesitamos y no podemos existir el uno sin el otro”, apunta.

Lea también: 20 momentos en la historia de ÚH

Con el diario, dice, se busca también que la gente joven se pueda habituar a la lectura. “Gracias al periódico Última Hora, la gente joven también comienza a gustar de la lectura, especialmente gracias a los libros que acompañan al diario. Es una gran sorpresa ver que niños y adolescentes lentamente retoman el hábito de la lectura, ya que es uno de los mejores instrumentos que tiene la humanidad para ser mejor persona”, afirma.

La microempresaria especifica que los más chicos buscan los libros de cuentos de ÚH. “Agradecemos que el diario se enfoque siempre en nuestra niñez, y por eso, propone materiales interesantes, como los cuentos, y, de paso, también cumplimos con los lectores al entregarles buenas propuestas”, expone López, y aclara que a pesar de los desafíos debido a la llegada de internet, acepta el reto de seguir llegando a todos con ÚH.

Dejá tu comentario