22 abr. 2024

El río no recupera su nivel desde el 2019, según ANNP

El jefe del Departamento de Dragado de Puertos aseguró que la bajante del río Paraguay es atípica y los contratos de dragado están haciendo posible por ahora la circulación por la vía fluvial.

UHECO20240221-016a,ph01_16298.jpg

Benjamín Martínez

El ingeniero Benjamín Martínez, jefe del Departamento de Dragado de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), insistió ayer en que los niveles del río Paraguay “son críticos”. “Desde finales de 2019 que el río no está recuperando sus niveles, y lo peor es que en esta época tenía que subir, y no está subiendo, y después vamos a tener el periodo de estiaje normal o estacional, que es en octubre. Entonces, si ahora no se recupera el río como se esperaba, en octubre vamos a estar sufriendo mucho más”, declaró el profesional en charla con radio Monumental 1080 AM.

En efecto, la ANNP declaró el lunes alerta hidrológica, debido a la bajante del nivel de las aguas de los principales afluentes del país, los ríos Paraguay y Paraná, situación que está perjudicando la salida de los productos de exportación y los granos de soja, debido a la dificultad para superar ciertos pasos conflictivos. En este sentido, el titular de la ANNP, Julio César Cáceres, señaló que la situación del río Paraguay es aún más preocupante que la del Paraná, razón por la cual la institución a su cargo declaró la alerta hidrológica.

A su turno, Martínez indicó que los niveles del hidrómetro de Asunción son negativos, “muy por debajo de los niveles normales para este periodo del año, y también muy por debajo por lo que sería el fenómeno del niño”. “Nosotros estamos hoy con un fenómeno del niño que debería habernos traído mucha lluvia, y haber levantado mucho los niveles del río, pero estamos entre dos a tres metros por debajo del nivel que se esperaba para esta época del año, e inclusive estamos por llegar a niveles críticos como tuvimos en el 2021”, advirtió el experto de la ANNP.

Atípico. Recordó que en el 2021 el país estaba con los efectos del fenómeno de la niña, “así que realmente tenemos un comportamiento muy atípico de lo que se estaba esperando”. Reconoció que a finales de 2019 entramos en un fenómeno de La Niña muy severo, y se esperaba la bajante de la vía fluvial, pero a partir de 2022 se aguardaba que tengamos una recuperación del río, “cosa que nunca ocurrió”.

“Salimos del fenómeno de La Niña, entramos en un fenómeno del niño, que tenía que habernos traído calor, humedad y lluvia, tuvimos el calor y la humedad, pero no hemos tenido la lluvia como se esperaba. Si bien llovió, no es que no llovió, el problema es que llovió de manera muy puntual, y no de una manera distribuida como se esperaba, por lo tanto, esas lluvias no llegaron al río”, explicó el ingeniero Martínez.

Añadió que ayer estaba leyendo el hidrómetro de Asunción, que marcaba -19 cm, siendo que la media, o lo que se esperaba para esta época del año, es que mida entre 2,5 a 3 metros, positivo. “Nosotros ya estamos en niveles críticos, el único motivo por el cual no está detenida la navegación es gracias a los intensos trabajos de dragado que venimos realizando desde el 2019. Hoy mismo estamos en un límite, estamos navegando a 10 pies, pero si baja 1 cm el agua, ya vamos a tener que empezar a calar menos, por lo menos a cargar menos cada embarcación”, contó.

En noviembre de 2022, el Ministerio de Obras Públicas El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) informó que, por Resolución N° 2903/22, adjudicó los tres lotes de la licitación para el dragado de mantenimiento del río Paraguay por un monto total de G. 372.800.000.000. Este contrato está vigente hasta el próximo año. Para el río Paraná se está considerando hacer otro llamado para encarar trabajos en los puntos conflictivos.

372.800 millones de guaraníes es la inversión destinada al contrato de dragado para el río Paraguay hasta el 2025.

23 millones de toneladas transporta la flota paraguaya por la hidrovía Paraguay-Paraná, según últimos datos.

Más contenido de esta sección
El ministro Carlos Fernández Valdovinos adelantó que el Gobierno podría canjear parte de su deuda en dólares estadounidenses a moneda local de mayor duración desde la segunda mitad del año.
Algunos emblemas privados realizaron ajustes en los precios de sus combustibles en hasta G. 600. Petropar informó que mantiene precios, pero que la situación está en análisis permanente.
Presidente dijo que no se habla de ceder en negociaciones con Brasil y acusó al gobierno de Mario Abdo Benítez de haber causado un perjuicio de USD 371 millones en solo dos años con reducción de la tarifa.