Economía

El Gobierno exonera del IVA a los transportistas en la reforma fiscal

Colectiveros que presten servicio urbano o interurbano con recorrido menor a los 100 kilómetros no pagarán IVA, según proyecto presentado al Congreso. La idea es evitar eventual suba del pasaje.

El Gobierno decidió exonerar del pago del impuesto al valor agregado (IVA) al sector transportista en el marco de la reforma tributaria, según se desprende del proyecto de ley presentado hace poco más de una semana al Congreso.

La propuesta, elaborada por el Ministerio de Hacienda tras la formación de una mesa con representantes del sector privado y expertos tributaristas, indica en su artículo 100 que están exentos del IVA los servicios de transporte público de pasajeros urbano e interurbano, cuyo itinerario no sea mayor a 100 kilómetros.

Consultado al respecto, el viceministro de Tributación, Fabián Domínguez, manifestó que esta fue una decisión que tiene como propósito evitar una eventual suba del pasaje. Rechazó que sea una determinación para favorecer a los empresarios del rubro.

Explicó que como el IVA es un gravamen indirecto, el mismo es trasladado por las compañías al consumidor final. En el caso del transporte, el consumidor final es el pasajero.

Según las simulaciones hechas dentro de la Comisión Técnica Tributaria, si se aplicase el IVA sobre las tarifas vigentes en Asunción y zona metropolitana, el boleto convencional treparía a los G. 2.640 y el diferencial a los G. 3.960 (ver la infografía).

Sin efecto. El titular de la Administración Tributaria indicó que con este articulado también quedaría sin efecto el régimen actual de renta presunta que paga el sector desde los años 90.

Mediante el régimen de renta presunta, los transportistas abonan solamente el 10% sobre el 7,5% de los ingresos brutos generados por cada vehículo, lo que equivale a una tasa efectiva del 0,75%.

La administración del ex presidente Horacio Cartes, a través del Decreto 4292/15, intentó poner en vigencia la tasa del 10% del IVA para las empresas desde el 2017, pero se vio obligada a suspender este cambio por la presión de los transportistas para aumentar el costo del boleto.

“Realmente el IVA es casi inaplicable actualmente por sus implicancias. Con esto le vamos a dar un cierre a esta problemática y evitamos cualquier intento de suba”, expresó Domínguez.

El proyecto de reforma tributaria se encuentra en las comisiones asesoras de la Cámara de Senadores para la emisión de los dictámenes. Se espera que en los próximos días sean convocadas las autoridades de Hacienda para dialogar al respecto.

También están exentos los buses nuevos
El proyecto de reforma tributaria presentado al Congreso también exonera del pago del IVA a las unidades nuevas de ómnibus para servicios de transporte público de pasajeros con una capacidad mínima de 30 pasajeros sentados, ingresados al país en el marco del Plan de Renovación de Buses desarrollado por el Gobierno Nacional.
La propuesta agrega que la primera enajenación en el mercado local que realiza el importador a la empresa de transporte tampoco estará alcanzada por este tributo.
Según el titular de la Administración Tributaria, Fabián Domínguez, estas exoneraciones tienen como objetivo final facilitar la renovación de los denominados colectivos chatarra.

Dejá tu comentario