Mundo

Ejército ruso completa su retirada del norte de la región ucraniana de Jersón

El Ejército ruso completó su retirada del norte de la anexionada región ucraniana de Jersón, anunció Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia.

"Hoy, a las cinco de la mañana hora de Moscú (02.00 GMT), en el frente de Jersón concluyó el traslado de las unidades rusas a la margen izquierda del río Dniéper", dijo el general ruso en su parte diario.

Konashénkov precisó que "ni una sola pieza" militar ha sido abandonada en la margen derecha del río que divide la región y baña la homónima capital regional.

En septiembre pasado el Ejército ruso fue muy criticado por replegarse apresuradamente de la región oriental de Járkov dejando tras de sí una gran cantidad de armamento y vehículos militares.

Los soldados rusos que se retiraron del norte de Jersón fueron desplegados en las posiciones defensivas erigidas anteriormente en el margen izquierda del río, señaló.

El general destacó que las tropas rusas no sufrieron ninguna baja durante el repliegue, aunque acusó a Kiev de atacar durante la noche con cinco misiles HIMARS los pasos a través del río.

Explicó que la artillería y la aviación rusa han detenido el avance de las fuerzas ucranianas a unos 30-40 kilómetros de la orilla del Dniéper.

Konashénkov precisó que las tropas ucranianas no han logrado avanzar más de diez kilómetros en las últimas 48 horas.

Lea más: Rusia dice que el repliegue del norte de Jersón ya está en marcha

El comandante de las fuerzas rusas que combaten en Ucrania, Serguéi Surovikin, anunció este miércoles la retirada de Jersón, considerada la mayor derrota sufrida por Moscú desde el inicio de la campaña militar en febrero.

El motivo es la incapacidad de las tropas rusas de garantizar la defensa de ese territorio anexionado hace mes y medio ante la superioridad numérica del enemigo.

Las autoridades ucranianas han reaccionado con escepticismo a la noticia, aduciendo que el repliegue podría ser, en realidad, una emboscada, mientras medios internacionales apuntaron que la batalla por el control de la ciudad de Jersón aún no ha terminado.

"El enemigo no nos regala nada (...). Todo esto lo logramos luchando", dijo Volodímir Zelenski, presidente ucraniano.

A su vez, Konashénkov aseguró que Rusia ha evacuado a todos los civiles -más de 115.000- que han decidido abandonar la margen derecha del Dniéper, el río más grande de Ucrania.

Aunque las autoridades prorrusas de la capital regional estimaron hoy en 80.000-100.000 el número de personas que aún permanecen en la urbe.

Fuente: EFE

Temas

Dejá tu comentario