Nacionales

Dueña de clínica alega "malentendido" en supuesto tráfico de niños

La propietaria de la clínica que fue allanada este viernes en Fernando de la Mora, Sofía Sosa, aseguró que ocurrió un "malentendido" con un certificado de nacimiento que se elaboró ilegítimamente, lo cual dio origen a la investigación de supuesto tráfico de niños.

“No es irregular. Es totalmente mentira. Absolutamente mentira. Acá hubo un malentendido con una paciente, a la que la licenciada Aurelia Ramírez trajo a la clínica con su propio equipo médico”, alegó en los medios Sofía Sosa, la dueña del sanatorio allanado este viernes.

La mujer fue aprehendida en un operativo del Ministerio Público y la Policía Nacional, encabezado por la fiscala Ruth Benítez, que realizó un allanamiento en el Sanatorio Sosa, situado en Fernando de la Mora, a raíz de una denuncia por supuesto tráfico de niños.

Siguiendo con las afirmaciones de la dueña, refirió que la profesional citada llevó a una adolescente de 17 años para practicarle una cesárea. “Le internó con un grupo de médicos”, aseguró.

Nota relacionada: Fiscalía allana clínica privada tras denuncia de tráfico de niños

En su relato mencionó que debían realizarle el certificado de nacido vivo al bebé, pero que como la joven no tenía cédula de identidad, no se le realizó el documento. “El médico solamente entrega cuando la menor o cualquier persona tenga cédula”, expresó.

El origen de la investigación fue con base en una denuncia sobre una adolescente que dio a luz en el lugar y le habrían elaborado un certificado de nacimiento a nombre de otra mujer para proceder a una adopción irregular.

Consultada sobre si la clínica está habilitada o no, dijo que tienen la habilitación fenecida y que están tramitando de nuevo ante el Ministerio de Salud. “Se nos dijo que en 22 días por ahí iba a salir (la habilitación). Pero este año que pasó nomás feneció. Tenemos tiempo (para seguir atendiendo) mientras se solicita de nuevo el permiso”, remarcó.

Negó que los medicamentos estén en condiciones indebidas y que haya sido un recinto partidario. Dijo que tampoco tiene participación en presuntas redes de narcotráfico y tráfico de niños. Incluso acotó que no es la primera vez que una adolescente “acompañada de sus padres” acude para ser asistida en un parto.

El Ministerio Público, sin embargo, constató varias presuntas irregularidades en el procedimiento. Se encontraron anestésicos sin refrigerar, y el lugar totalmente insalubre. No se descarta que en el sitio se hayan realizado abortos.

Los responsables del sanatorio podrían ser imputados por la supuesta comisión de tráfico de menores, violación a la ley de adopciones, violación a la patria potestad, entre otros. Durante el procedimiento fue detenido un hombre que sería el hijo de la propietaria de la clínica, por contar con orden de captura por tráfico de drogas.

Dejá tu comentario