25 may. 2024

Crisis oficialista desorienta rumbo y evidencia el paso en falso de Peña

Trabas políticas de su mismo equipo hacen al presidente perder la brújula de su gestión. Aumentar la recaudación con ajustes y capital extranjero es su prioridad, pero su camino está empantanado.

reunion del comando de honor colorado_49993091.jfif

Ajustes, captura de capital extranjero y desarrollo, es el norte sintético que se propuso Santiago Peña para su gobierno, pero luego de ocho meses estos objetivos no se encaminan ni por asomo. La causa es principalmente el traspié que representan los errores de su mismo equipo político, por un lado, y el descrédito que tiene Paraguay en la comunidad internacional, que no se arriesga a depositar sus inversiones en el país, pese a los esfuerzos del presidente.
La imagen de Peña además sufrió un gran desgaste en los últimos días por errores en la comunicación que el recién contratado Augusto Dos Santos deberá reparar. El mandatario asumió como propia la aberración jurídica del “desdesafuero” que impulsó el cartismo atropellando la independencia judicial para salvar principalmente a Erico Galeano, y justificó la decisión diciendo que la Fiscalía se había excedido en el plazo. La equivocación fue tal que Honor Colorado tuvo que retroceder y pedir perdón, una humillación que salpicó al presidente.

El segundo hecho que desgastó al gobierno de Peña fue su confrontación con el estudiantado. El gobierno no tiene cómo garantizar el aumento de la recaudación ya que descarta completamente una reforma tributaria, por lo que genera desconfianza en torno a la promesa de que podrá cubrir los programas sociales como el Arancel Cero que se vieron afectados por la eliminación del Fonacide. Los universitarios reaccionaron en repudio y se generó una gran movilización que despertó además a una gran cantidad de sectores en todo el país, incluido el apoyo de la Iglesia.

Pero lo que empeoró la relación de Peña con los universitarios fueron los insultos. El presidente los trató de “minoría ruidosa” y otros referentes cartistas respondieron con soberbia y ofensas a los estudiantes. El gobierno no logró desactivar la indignación.

En marcha. Luego de la ley Hambre Cero, proyecto estrella de Peña, están en proceso varios impulsados por el Ejecutivo. El Senado dio media sanción a la ley que reestructura el Estado y designó al Ministerio de Economía como el órgano rector, dándole un superpoder en la reorganización administrativa. Esta será la ley que antecede a dos más, que son las que interesan al gobierno. Se trata de la reforma de las jubilaciones y el proyecto de la carrera del funcionario público.

En paralelo, entre varias reformas estéticas, se impulsan varios proyectos sociales, como Che Róga Pora, para reducir el déficit de la vivienda, y el fortalecimiento del Gabinete Social, que tiene como principal objetivo el plan de lucha contra la pobreza.

El quincho. La gestión del presidente está condicionada a los intereses de Horacio Cartes, que lleva una agenda paralela, entre sus esfuerzos por protegerse de las investigaciones de la justicia extranjera, que son una amenaza latente, como la defensa de su poder económico.

Peña además integra el Comando Nacional de Honor Colorado, que toma las decisiones políticas más importantes. Se reúne cada mes y gestiona las crisis eventuales dentro o fuera del partido.

El cartismo es acusado con frecuencia por su estilo autoritario al tomar decisiones por mayoría y sin debate, pasando por encima a las minorías.

Fracaso. Para concretar sus proyectos Peña necesita recaudar y este es el objetivo de sus viajes. No hay plata en el presupuesto y hasta ahora no logró atraer capital. Marcello Lachi sostiene que se debe a su confrontación con la comunidad internacional. Aseguró que Peña perdió el norte económico.

COMANDO NACIONAL HONOR COLORADO.jpg

Hay puja por sostener el poder y evitar un quiebre
El cartismo mantiene su poder mediante el liderazgo único de Horacio Cartes que tiene por debajo al mismo Santiago Peña, y esta gran estructura pelea dentro de su propia interna para evitar un quiebre. El presidente sabe que no posee ni fuerza política ni base partidaria que le respalde ante un eventual despegue de su figura, por lo que el surgimiento de un peñismo como movimiento no le es posible, al contrario, necesita mantenerse bajo el respaldo de Cartes para poder terminar su gobierno. Las pequeñas internas en el Partido Colorado no tienden a formar una fuerza que haga contrapoder a Honor Colorado, sino son pequeñas disputas por espacios, negocios o feudos, que también afectan a Peña. “Yo no visualizo la posibilidad de quiebre. Hablan de peñismo porque en las configuraciones políticas no todos encuentran su espacio, entonces, dicen que lo que hay no satisface sus aspiraciones y cree que generando un conflicto eso va a generar espacio”, manifestó Peña al responder sobre las divisiones en el movimiento. El cartismo apunta a seguir en el 2028, con Pedro Alliana como candidato. En los últimos días, el vicepresidente se mostró cercano a Peña, haciendo énfasis en su condición de “compañero y amigo”.

Más contenido de esta sección
A cambio de alquilar la avioneta de su empresa, el legislador colorado habría recibido dinero del narcotráfico, que luego usó para invertir en su club de fútbol, comprar autos y propiedades.
METIDAS DE PATA. Durante su gestión comunicó la muerte de un preso y este apareció días después.
CASO PECCI. Declaraciones sobre autores del asesinato del fiscal están en la mira de la Fiscalía.
CON ANTECEDENTES. Director de Finanzas figura como titular de proveedora fantasma de Nenecho.
COMO CÓNSUL. Acusación a Tío Rico incluye nota sobre apoyo consular a Marset en época Barchini.
El ex director Inteligencia Técnica de la Senad, Mauro Ruiz, sería el informante de Tío Rico; estaba comisionado en la Comisión de Lucha contra el Narcotráfico de la Cámara de Diputados.